Conecta con nosotros

Hi, what are you looking for?

El Intransigente
Boca

SOCIEDAD

¿Trueque cancelado? Boca e Independiente se alejaron

El Xeneize no se muestra interesado en la posibilidad de un intercambio de jugadores.

Fue, sin lugar a dudas, el tema de la semana. Independiente posó sus ojos en Iván Marcone, quien es hincha de la institución y jugó con la posibilidad de que su deseo sea vestir la camiseta del club de Avellaneda. Boca decidió escuchar al «Rojo» pero dejó en claro, desde un principio, que no sería cedido a préstamo. De esta manera, la primera oferta quedó rechazada. Ante esto y frente a la falta de dinero, Moyano propuso un intercambio de jugadores y el Consejo aceptó reunirse.

El interés del Xeneize pasa por Silvio Romero, goleador del campeonato y uno de los mejores delanteros de la actualidad del fútbol argentino. La respuesta del otro lado fue claramente negativa pero, en su lugar, ofrecieron un trueque: el 75% de Cecilio Domínguez por el 50% del volante central que perdió el lugar con la llegada de Russo. Si bien es un jugador que interesó en su momento, creen que no tiene sentido intercambiar al 5 por alguien que está casi libre y tiene varios conflictos por falta de pago.

Lo cierto es que cuando el nombre del «Chino» quedó fuera de la mesa, la operación dejó de existir para la institución de la Ribera. A Boca sólo le interesaba el goleador y era la única razón por la cual perdería al «Gordo», hoy suplente de Campuzano, pero con un papel clave en la rotación. Además, como si esto fuera poco, no hay grandes variantes en la posición por lo que sería un dura difícil de suplantar para Miguel.

¿Romero se aleja de Boca?

Independiente busca mantener al delantero cordobés entre sus líneas y por eso se reunieron esta semana, buscando limar asperezas. Lo cierto es que, hasta que no paguen la deuda, Silvio no aceptará ningún nuevo trato. Pero desde el «Rojo» creen que no sería lógico dejarlo ir sin recibir dinero cuando hicieron un gasto importante para comprarlo hace unos años. Por eso, si Boca lo quiere, deberá desembolsar la cláusula de rescisión tasada en 1,4 millones de dólares.

La marcha atrás molestó a Marcone que, en varias ocasiones, dejó en claro su deseo de convertirse en refuerzo del club de sus amores y cumplir un gran sueño a pesar de bajar sus pretensiones económicas. De esta manera quedó expuesto ante el cuerpo técnico y la hinchada y la oportunidad se desvaneció. Lucas Pusineri quiere contar con él como sea pero, si no ofrecen algo de dinero, la respuesta se mantendrá negativa.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados