Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
frutas
Frutas y Verduras

SOCIEDAD

Así eran las frutas y verduras antes de ser domesticadas por el hombre

Estas delicias solían ser muy distintas hace varios milenios.

Cuando pensamos en frutas y verduras, usualmente se nos viene a la cabeza la forma moderna de estas, luego de que la raza humana las hubiera domesticado. Pero lo cierto es que en la prehistoria estas tenían una apariencia radicalmente distinta, y en muchos casos son casi irreconocibles de su contraparte contemporánea. A continuación, mostramos cómo se veían algunas de estas en el pasado.

La banana quizás es uno de los casos más sorprendentes. Hace más de 7.000 años, cuando este fruto existía sin la intervención humana, el plátano silvestre estaba lleno de semillas, y estaba rodeado por una pulpa dulce. Estos frutos están en fase de extinción, y solo se encuentran en zonas muy específicas como en Madagascar. Fue solo cuando los nativos de Papúa Nueva Guinea la domesticaron que se transformó en lo que es ahora.

Ahora es la fruta más consumida en el mundo, y la cuarta cosecha más valiosa. En parte esto es por sus beneficios para la salud, que hacen que más de 150 países alrededor del mundo cultiven alrededor de 1.000 variedades de la misma. Pasando a otro ejemplo; la sandía silvestre existió durante milenios pero solía ser mucho menos roja y con menos semillas. Algunos han descubierto semillas de sandía en tumbas de Egipto Antiguo.

Si bien antes tenía un fruto amargo, gracias a la hibridación se ha convertido en una fruta totalmente distinta, con un sabor dulce. Si bien ahora podemos encontrar ejemplos enormes de esta fruta, solían tener un diámetro de alrededor de 5 centímetros. Algo similar sucedió con la berenjena, originaria de África y cultivada por primera vez en Asia: esta era amarga, verde, y redonda durante tiempos antiguos.

Gracias a los árabes que comenzaron a cultivar berenjenas en España durante el siglo XII, ahora tenemos la variante moderna y domesticada de la misma. Por último tenemos el ejemplo del maíz: es quizás el ejemplo más conocido de esto, ya que solía ser muy seco hasta que fue domesticado alrededor del 7.000 a.C. Hoy en día es 1.000 veces más grande de lo que solía ser, y también contiene más azúcar.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados