Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Jair Bolsonaro

MUNDO

Bolsonaro le respondió a Biden tras las críticas por la deforestación en Amazonas

El presidente brasileño reaccionó por las redes sociales a la declaración del candidato demócrata sobre los incendios amazónicos durante el primer debate presidencial en EEUU.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, calificó de «desastrosa y gratuita» la declaración del candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, que ayer amenazó con imponer sanciones para frenar la devastación en la selva amazónica en caso de ser electo. El mandatario brasileño también advirtió que esa amenaza pone en riesgo la «convivencia cordial» entre las dos mayores economías de la hemisferio.

Bolsonaro aseguró que hoy la soberanía de su país es «innegociable» y calificó de «lamentable» al candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, que ayer amenazó con imponer sanciones para frenar la devastación en la selva amazónica en caso ser electo, según publicó la agencia AFP.

«Me cuesta entender, como jefe de Estado que reabrió plenamente su diplomacia con Estados Unidos, después de décadas de gobiernos hostiles, tan desastrosa y gratuita declaración», tuiteó Bolsonaro, un aliado del presidente republicano Donald Trump. «Lamentable, Sr. Joe Biden, desde todos los puntos de vista, lamentable», agregó.

En su primer debate con Trump, Biden dijo el martes que si gana las elecciones del 3 de noviembre reunirá un paquete de 20.000 millones de dólares de varios países para que Brasil deje de deforestar.

«‘Aquí hay 20.000 millones de dólares. Paren de deforestar’. Si no lo hacen, eso tendrá consecuencias económicas significativas», afirmó. «La codicia de algunos países sobre la Amazonía es una realidad», escribió Bolsonaro, que atribuye las campañas contra la deforestación a intereses extranjeros sobre las riquezas naturales de la región.

«La expresión de eso por alguien que disputa el mando de su país da una clara señal de renuncia a una convivencia cordial y productiva», agregó. El ministro brasileño de Medio Ambiente, Ricardo Salles, ironizó sobre la declaración del candidato demócrata. «Sólo una pregunta, la ayuda de los 20.000 millones de dólares de Biden, ¿es por año?», tuiteó.

Para Oliver Stuenkel, profesor de Relaciones Internacionales en la Fundación Getulio Vargas de Rio de Janeiro, este cruce augura una relación bilateral con «muchas tensiones» en caso de victoria de Biden, aunque el aspirante demócrata «quiera aproximarse a Bolsonaro para no perderlo como aliado en el combate contra el ascenso de China».

Biden «no tiene interés en un deterioro en la relación con Brasil, pero como también quiere ser un presidente ambientalista, al que le importa el cambio climático, va a ser muy difícil mantener una relación estable», explicó a la AFP.

Bajo presión

Bolsonaro, un defensor de la apertura de las zonas protegidas y de tierras indígenas a actividades mineras y agropecuarias, participó por la tarde virtualmente en la Cumbre de la Biodiversidad de la ONU.

En su discurso, como hizo la semana pasada ante la Asamblea General del organismo, aseguró que su país adoptaba medidas efectivas de protección del medio ambiente y denunció una campaña de desinformación contra Brasil.

«No podemos aceptar que informaciones falsas e irresponsables sirvan de pretexto para la imposición de reglas internacionales injustas, que desconsideren las conquistas ambientales que alcanzamos en beneficio de Brasil y del mundo», declaró.

Acusó además a «algunas oenegés» de estar asociadas a «organizaciones que comandan los crímenes ambientales en Brasil y en el exterior» y afirmó que el sector agropecuario brasileño ha sido capaz de ampliar su producción» para alimentar el mundo y, al mismo tiempo, «reducir ya su irrisorio impacto sobre el medio ambiente».

El año pasado, Bolsonaro ya enarboló las banderas del nacionalismo y de la soberanía para defenderse de la oleada de críticas internacionales por el alarmante aumento de los incendios amazónicos, encabezada por el presidente francés Emmanuel Macron.

El avance de la deforestación, una de las principal causas de los incendios en la mayor selva tropical del planeta, motivó que varios países europeos, entre ellos Francia, se opongan a la ratificación del acuerdo comercial firmado el año pasado entre la Unión Europea y el Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay).

En 2019, la tala de árboles en la Amazonía tuvo un aumento del 85,3%, totalizando 10.123 km2, una superficie equivalente a la de Líbano. En agosto, la deforestación registró una caída del 21% respecto a agosto del año pasado, aunque entre enero y agosto la reducción fue de apenas un 5% en comparación con el mismo periodo de 2019.

Al igual que Trump, el mandatario brasileño es un escéptico del cambio climático. En el debate, Biden, que lidera las encuestas, insistió en que si gana las elecciones reintegrará a Estados Unidos al Acuerdo de París sobre el Clima, del que Trump retiró a su país.

«Me uniré al Acuerdo de París porque con nosotros fuera de él, mire lo que está pasando. Todo se está cayendo a pedazos (…). Las selvas tropicales de Brasil están siendo devastadas. En esa selva tropical se absorbe más carbono que el que emite Estados Unidos», dijo.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados