Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Boca
Carreño y una anécdota en Boca.

BOCA JUNIORS

«Decí que sos de Boca»: la peculiar anécdota de un jugador con un árbitro

Un exfutbolista del Xeneize recordó su etapa en el club.

Fue el 26 de enero de 2002 en el Estadio José María Minella de Mar del Plata. Boca se enfrentaba a River por el clásico torneo de verano. El Xeneize estaba en un gran momento futbolístico y sometía al Millonario en el juego y el resultado: el duelo terminó con un categórico triunfo por 4-0. En una noche cargada de emociones, Ariel Carreño vivió un momento muy recordado por los hinchas. Un festejo que quedó en la memoria.

El delantero marcó su segunda conquista personal y fue corriendo a abrazarse con el juez de línea. ¿Por qué lo hizo? A 18 años, lo contó en una entrevista concedida a «Ataque Futbolero»: «En el gol que abracé al juez de línea, en el entretiempo me había preguntado si le podía dar mi camiseta. En el gol, lo fui a abrazar y le dije: ‘Decí que sos de Boca’. Y me respondió: ‘Callate, que te hago expulsar’, ja».

Además, Ariel elogió a Carlos Bianchi: «Yo arranqué de muy joven y siempre nos inculcaba que fuéramos responsables. Estaba muy presente para el jugador. Siempre al frente del plantel. Manejaba el grupo. Nos marcó a todos». Y también a Oscar Tabárez: «La forma que tiene de dirigir es más sensible, intentando llegar desde lo humano. Creía mucho en el plantel Es una fiera y una gran persona. Un verdadero profesor».

Su experiencia en Suiza

Debutó en Primera División en 1996 y jugó en Argentina hasta el 2005, cuando pasó al Puebla de México. Pero al año siguiente su carera dio un giro inesperado: se fue al FC Thun de Suiza. ¿Por qué se dio esa atípica transferencia? Carreño se encargó de explicar cómo fue: «Al fútbol suizo llegué por descarte. En Turquía no me tuvieron en cuenta, me dijeron que había un lugar en la liga de Suiza y me fui al FC Thun».

La vida en un país distinto le dejó varias anécdotas: «En Suiza puse la bolsa de basura en un tacho equivocado y vino un vecino para decirme cuál era el correcto, je». «En Suiza me vino a buscar la policía porque el límite de velocidad era de 40 y yo iba a 45 kilómetros por hora, ja», agregó Carreño. Y, para cerrar, mencionó a uno de los mejores compañeros de plantel que tuvo: «Riquelme, en su momento, fue uno de los mejores jugadores del mundo».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados