Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
River

DEPORTES

«Deseaba ponerme la camiseta»: el sacrificio del ex River que hizo lo imposible para lograr su sueño

El exvolante recuerda que su llegada a River se debió primero por el interés del club y segundo por un gran anhelo que buscaba cumplir desde lo personal.

En el año 2010, River se encontraba en la búsqueda de un volante central de cierta categoría para reforzar un plantel algo limitado. Por lo tanto a Daniel Passarella le pareció una gran idea llamar a Ucrania y establecer diálogo con el FC Metalist Járkov. Tras una larga serie de reuniones, se logró que Walter Acevedo se ponga la Banda Roja. Y asi pudo saciar los pedidos que Ángel Cappa había realizado.

«Tenía que volver a Ucrania y no quería porque deseaba ponerme la camiseta de River, casi que me tiré de cabeza. Era una pérdida desde lo económico, pero no dudé ni un segundo. Es un sueño que tenía desde chico e hice mucha fuerza para poder llegar», manifestó el exjugador en conversación con Sintonía Monumental. Hay que recordar que su llegada se produce por el intercambio de 3 millones de dólares más el pase de Cristian Villagra. En consecuencia, el Millonario se quedó con el 100% de su ficha.

Sin embargo, no llegó solo. Porque su arribo a River estuvo acompañado de un jugador muy especial para los hinchas. «Con Jonatan Maidana coincidimos en la Selección Sub 20, en Ucrania y después nos encontramos en River. Tenemos una amistad muy grande, tanto que soy el padrino de su hijo», expresó. La situación del defensor fue distinta. A causa de que Passarella solo logró comprar el 50% del pase.

En otro momento de la charla, se preguntó por un caso particular que se dio al momento del ascenso de River, del cual no presenció pero al haber jugado se encuentra habilitado para opinar. «Creo que no era la manera correcta la que tomó Matías Almeyda con Alejandro Domínguez y Fernando Cavenaghi«, reveló. Y profundizó, «Ellos quieren el bien para River y lo iban a entender, no era necesario hacerlo por teléfono».

A mediados del 2012 regresa de Banfield, y allí se encuentra con Ramón Díaz que le confirma que iba a ser tenido en cuenta. A pesar del comunicado, Acevedo señala que las relación no era del todo buena. «Con Ramón Díaz tuvimos algunas diferencias pero eso no me impide ver que es un entrenador terrible y ganador», afirmó. Sin embargo, sus actuaciones no fueron buenas y en 2013 perdió toda consideración. Al punto que debió marcharse al Zaragoza de España.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados