Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
consumo

ECONOMÍA

El consumo tuvo una considerable caída en agosto y especialistas prevén esta tendencia en lo que resta del año

La consultora Nielsen advierte que este fenómeno va de la mano con la pérdida de poder adquisitivo durante la pandemia.

La caída del poder adquisitivo que se profundizará en los próximos meses se hace más evidente en la caída del consumo. La consultora Nielsen registró una baja del 3,3% en agosto frente al mismo mes del año pasado, con especial énfasis en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense. Esta tendencia, según especialistas, se profundizará en lo que resta del año.

“El mes de agosto presenta una baja en el consumo, comparado con el mismo período del año anterior”, indicó Nielsen, en su informe express. En particular, “se observa una baja menor en el interior del país (-1,8%), mientras que en la Ciudad de Buenos Aires y GBA el decrecimiento fue mayor (-3,8%)”. En esta misma línea, consultoras y bancos relevados por Forecast Economics prevén que el consumo privado caiga el 12,4% este año, luego de una caída de 2,2% en 2019 y del 6,6% en 2019.

Entrando en más detalles, Nielsen precisó que se registraron caídas del 8,2% en cosmética y tocador; del 7,1% en almacén y del 3,5% en bebidas, mientras que hubo subas del 2,7% en limpieza y del 2,3% en productos frescos, lácteos y congelados. La caída es la primera que se registró desde febrero, cuando este índice cayó el 1% (en enero había bajado el 4,8%). Después, subió el 24,8% en marzo, el 2,1% en abril, el 5% en mayo, el 5,8% en junio y el 2,8% en julio.

El consumo en almacenes es el que más cayó y es uno de los que tiene más peso para el total de la canasta básica de una familia tipo. Entre los productos que han tenido una caída son la yerba, el aceite, arroz, pasta y galletitas. Si bien hubo un aumento del consumo entre enero y julio, la caída en el último mes responde a una proporcional caída en el poder adquisitivo y se espera que en los próximos meses el consumo se va disminuido hasta llegar a una cifra anual entre el –0,5% y el 0,5%.

El hecho de que la baja no haya sido más fuerte se explica por el aumento del consumo durante marzo y abril, en el inicio de la cuarentena, cuando la gente acumuló stocks y todavía no había ni pérdida de empleo ni de salario real por la pandemia. La baja del poder adquisitivo estuvo en el orden del 15% entre marzo y julio, además se produjo una merma en la actividad industrial y comercial.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados