Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Catamarca
Pucará de La Alumbrera

VIDA & ESTILO

El misterio del Pucará de La Alumbrera en Catamarca

Una travesía solo apta para los más arriesgados y para los buscadores de tesoros turísticos.

(Por Diego Nofal).- Catamarca es una cuna de la arqueología argentina, muchos de los grandes especialistas en el tema se han asentado varios años en la provincia para lograr descifrar las huellas que los pueblos originarios han dejado en el noroeste argentino. De hecho, la capital Inca más austral del imperio estuvo asentada en suelo catamarqueño y las huellas incaicas, han quedado enraizadas en el suelo de la provincia.

Pero hay un lugar que es casi un misterio para la arqueología argentina, maravilla a los estudiosos y a los visitantes que se aventuran a subir hasta el volcán de La Alumbrera, avanzando hacia el oeste cerca de la Laguna Antofagasta, unos 10 kilómetros al sur de Antofagasta de la Sierra, se eleva el Pucará de La Alumbrera. Esta obra de la arquitectura primigenia fue construido con piedras procedentes de erupciones de los volcanes Antofagasta y Alumbrera que lo circundan.

El material del que fue hecho el fuerte índigena lo hace único en el mundo. Ningún otro en la zona fue levantado con rocas volcánicas. De acuerdo a los pocos estudios que hay sobre este Pucará, la construcción pertenecía a una cultura agroalfarera preincaica y no era utilizada como una fortificación. Pero, cuando se produjo la llegada de los Incas, la obra fue modificada .

Para preservarse de los ataques de tribus que se resistían a la aculturación del imperio del Alto Perú, los Incas construyeron una muralla que rodea a las viviendas y al centro cívico. Esta pared fortificada, de la que quedan en pie varios tramos, tiene una extensión de 2 kilómetros y tiene forma de herradura. Según los estudios, que se han realizado sobre la zona, la increíble obra defensiva se utilizó como punto de observación y vigilancia de una extensa área de cultivo.

El Pucará es sólo un parte mínima de estas extensas ruinas arqueológicas, aparentemente fueron además de la defensa de la ciudad que estaba pegada a la fortificación, una suerte de fortaleza que protegía también a puebles cercanos. Por eso en la zona es normal encontrar ruinas de poblados indígenas tales como el de Coiparcito, una primitiva población agroalfarera, que sobrevivió no sólo a la invasión incaica sino también estuvo activa hasta mucho después de la llegada de los españoles.

Nadie sabe a ciencia cierta, qué pasó con los indígeneas que habitaban la zona, aparentemente un día abandonaron el Pucará sin explicación alguna. Este misterio es el que atrae a los estudiosos no sólo del país sino de todo el mundo hacia estas ruinas, una visita llena de mistwrios en una zona inexplorada de nuestra tierra, sin duda nos invita a una aventura increíble.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados