Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Papa Francisco

MUNDO

El Papa Francisco implora que la vacuna contra el coronavirus «sea universal y al alcance de todos»

El sumo pontífice rechazó la idea de que una nación sea la dueña de la inmunización y defendió la «globalización» de la cura.

El Papa Francisco resaltó hoy la importancia de que la vacuna que se descubra contra el coronavirus «sea universal y al alcance de todos«. Con esta lógica, pidió que la distribución de la inmunización se lleve a cabo sin darle prioridad a los países más pudientes y sin que ninguna Nación sea la dueña. «Sería triste si en la entrega de la vacuna se diera prioridad a los más ricos o si esta vacuna pasara a ser propiedad de esta o aquella nación, y ya no fuera para todos. Debe ser universal, para todos», indicó.

«La reciente experiencia de la pandemia, además de una gran emergencia sanitaria en la que ya han muerto casi un millón de personas, se está convirtiendo en una grave crisis económica. Genera pobres y familias que no saben cómo salir adelante», dijo Francisco, durante una audiencia que mantuvo este sábado con miembros de la fundación italiana «Banco Farmacéutico».

Asimismo, el Papa lamentó que haya «poblaciones del mundo» que «no tienen acceso a determinados fármacos» y dijo que «a nivel ético, si existe la posibilidad de tratar una enfermedad con un fármaco, este debe estar al alcance de todos, de lo contrario se crea una injusticia». En esta línea, cargó contra el «peligro de la globalización de la indiferencia» y defendió «la globalización de la cura, es decir, la posibilidad de que todas las poblaciones tengan acceso a los fármacos que podrían salvar muchas vidas».

Finalmente, justificó que «las empresas farmacéuticas pueden contribuir generosamente a una distribución más equitativa de los medicamentos» y que los gobernantes, «a través de opciones legislativas y financieras, están llamados a construir un mundo más justo, en el que los pobres no sean abandonados o, peor aún, descartados».

En este contexto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) instó el viernes a los países a mantener los esfuerzos en la lucha contra la pandemia, en momentos en que los casos de coronavirus superaron los 30 millones en el mundo. Del mismo modo, el gobierno argentino estableció ciertos «principios generales» a los que se deberá ajustar la compra directa del día en que se haga efectiva la vacuna contra el coronavirus. En este sentido, se destacan las premisas de la «transparencia» y de priorizar la «eficiencia y eficacia por sobre los criterios económicos».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados