Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
agujero negro

TECNO

¿Está cerca? Descubren un agujero negro inédito gracias a ondas gravitacionales

Es la primera vez que se ve directamente el nacimiento de uno de estos.

Entre todo el resto de las cosas que están sucediendo en este tumultuoso 2020, la humanidad continúa haciendo descubrimientos científicos de gran significación. Hace poco escribíamos sobre algo importantísimo sobre el coronavirus que fue detectado a través del uso de una supercomputadora; mientras que también comentábamos descubrimientos sobre la evolución humana. Ahora, una observación de un agujero negro fue lo que llegó a hacer noticia.

Cuando un grupo de astrónomos detectó un agujero negro inmenso, al observarlo más de cerca se dieron cuenta que en realidad este espécimen se trataba de lo que se generó a partir de la colisión de dos agujeros negros. Se trata de un incidente caótico que sucedió hace más de 7 mil millones de años, pero las señales de este nos acaban de llegar a nosotros, dándonos por primera vez la oportunidad de detectar el nacimiento de uno de estos. Por suerte esto significa que está a una enorme distancia de la Tierra.

Uno de los agujeros negros contaba con casi 66 veces más masa que nuestro sol; mientras que el otro tenía alrededor de 85 veces la masa de esta estrella. Los dos se acercaron y giraron rápidamente el uno sobre el otro varias veces por segundo antes de chocarse y generar una violenta descarga de energía que llegó a todos los rincones de la galaxia. El resultado fue un solo agujero negro «masivo», de 142 veces la masa de nuestro sol.

Un agujero negro común observado por científicos suele tener alrededor de 5 a 100 veces la masa de nuestro sol. Luego, los «supermasivos» tienen entre 100 y 1.000, pero no se había encontrado mucha evidencia directa de ellos hasta este momento. Solo se había podido observar de forma indirecta, y mucho menos se había podido ver la creación de uno. Es la primera vez que se tiene confirmación de su existencia.

Salvatore Vitale, un profesor que estudia ondas gravitacionales, comentó que este parece ser el «eslabón perdido» entre estos dos tipos de agujeros negros. Ahora parece que la teoría predominante es que los pocos de estos que son supermasivos se generan a través de la colisión seguida de los agujeros negros más pequeños. Ahora que se detectó este gracias a sus ondas gravitacionales, Vitale espera que el fenómeno se vea más seguido.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados