Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Gustavo López
Gustavo López

ESPECTÁCULO

«Estas muy jugado»: Gustavo López dejó sin palabras a Andy Kusnetzoff con una increíble confesión

El periodista deportivo sorprendió al conductor de «PH Podemos hablar» al contar una anécdota.

Semanas atrás, el periodista Gustavo López anunció que tenía coronavirus y que se encontraba aislado. Según sus palabras, no esperaba que su hisopado le diera positivo, por lo que se llevó una gran sorpresa cuando le revelaron su diagnóstico. Asimismo, sus síntomas se agravaron, por lo que tuvo que ser internado. En la jornada de ayer, luego de recuperarse de la enfermedad, el periodista fue uno de los invitados a «PH Podemos hablar«. Además de hablar de su experiencia al contraer Covid-19, el comunicador contó cómo conoció a su esposa.

«Somos un grupo de siete u ocho chicos de la Zona Sur, que les iba bien. Yo estaba ahí entre esos siete u ocho. Pero un día, apareció lo difícil, lo complicado. Estábamos en un boliche y un amigo me mira y me dice: ‘Mirá que linda es esa chica, pero les dice a todos que no’. Ya en el final de la noche era. La veo de lejos, la sacaron a bailar y dijo: ‘No, no, gracias’. Era muy tarde», empezó relatando el periodista, ante la atenta mirada de todos los presentes.

Luego de analizar la situación, Gustavo López dio un paso al frente: «En ese momento en el boliche había un kiosko. Me compro un par de caramelos, chupetines, voy y le digo:’ Perdoname, te estoy viendo hace un rato largo, a todo el mundo le decís que no, ¿puede ser?’. Y me respondió que sí. Entonces le digo: ‘Por lo menos, a mí me dijiste que sí de entrada’. No apuré demasiado, era como ganarle al Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Me gustó ella y me gustó el desafío. ¿Viste cuando te preguntan si hay amor a primera vista? Yo me enamoré cuando la vi».

Al instante, Andy Kusnetzoff interrumpió al conductor de radio y televisión. «Estás muy jugado, usted es un tipo casado», le dijo. Sin dudar, el invitado lo dejó boquiabierto con su respuesta: «Es que es mi esposa. Del boliche al matrimonio». Después, Gustavo López continuó con su relato. «La vi y le dije que era Gustavo, hablamos y me fui. A los quince o veinte días, la vi de nuevo en ese boliche. Yo iba todos los fines de semana, a ella la dejaban salir solo una vez por mes. Me costó un mes y pico dar un beso. Y me casé, tengo dos hijos», destacó.

No obstante, conquistar a su esposa no fue una tarea sencilla. «Además, tuve que hablar con mi suegro el día que la invite a salir a ella. Era todo a la antigua. Estuvimos casi siete años y medio de novios. Mi suegro, en ese momento, me preguntó: ‘¿Qué intenciones tiene para con mi hija?’. Le respondí: ‘Las mejores’. Y le dije: ‘El día de mañana, con mi hija, voy a ser como usted’. Hice buena letra y todo. Me costó mucho dar un beso y ahí arrancó todo», cerró.

Gustavo López
Gustavo López

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados