Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Impuesto a las Ganancias

POLÍTICA

La Cámara Electoral exigió que se actualice el número de diputados por provincia, ¿están mal distribuidas las bancas en Argentina?

Los porcentajes deberían ponerse al día cada 10 años, pero ese mecanismo no se lleva a cabo desde 1980 y eso genera grandes desproporciones.

banner

La Cámara Nacional Electoral exhortó al Congreso a que actualice el número de diputados de acuerdo a la población de cada provincia. El máximo tribunal electoral ratificó una sentencia de 2018 en la que había subrayado que «la actualización de la base de representación de la Cámara de Diputados de la Nación, después de cada censo, no es una medida opcional para el legislador, sino que resulta un mandato concreto de hacer».

El tribunal integrado por Alberto Dalla Vía y Santiago Corcuera resolvió reiterarle al Congreso que «en el ejercicio de sus atribuciones, extreme los recaudos para ejecutar el mandato que establece el artículo 45 de la Constitución». En efecto, el citado artículo de la Carta Magna señala que «el número de representantes (de la Cámara de Diputados) será de uno por cada treinta y tres mil habitantes o fracción que no baje de dieciséis mil quinientos». En efecto, el número de diputados por provincia debería variar cada diez años, cosa que no sucede desde 1980.

¿Qué brecha crea la desactualización?

La Cámara de Diputados, a diferencia del Senado (son siempre tres por provincia), elige a sus representantes de manera proporcional a la población (con un mínimo de 5 bancas por provincia). En este sentido, con los porcentajes no actualizados desde hace 40 años, hoy los bonaerenses tienen un diputado nacional cada 198.000 habitantes; los porteños, uno cada 111.000; los riojanos, uno cada 58.000, y los fueguinos, un diputado cada 20.000 habitantes. Es decir, que el voto de un bonaerense vale mucho menos que el de un riojano o un fueguino.

De esta manera, según un estudio realizado por el ex presidente de la Sociedad Argentina de Análisis Político, Miguel De Luca, si se hubieran aplicado los números del censo de 2001, la provincia de Buenos Aires debería haber pasado de tener 70 a 98 diputados. Córdoba debería haber subido de 18 a 22 representantes y Santa Fe, de 19 a 21. En cambio, la Capital debería haber descendido de 25 a 20, porque hace décadas que se estancó su crecimiento.

Del mismo modo, un estudio de 2001 publicado por la Universidad de Cambridge (Inglaterra) demostró que, en Diputados y entre las naciones de más de 15 millones de habitantes, la Argentina tenía el sexto mayor alto índice de malapportionment, o sea, de sobrerepresentación de los distritos menos poblados. Esto se condice, por supuesto, con una infrarrepresentación en las provincias menos pobladas, que nunca pueden tener un número menor a cinco bancas. Cabe resaltar, además, que el número de diputados en el país no cambió desde el informe de Cambridge y, como la población siguió creciendo, los porcentajes de diferencia son aún peores.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados