Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Boca

BOCA JUNIORS

¡Lo que faltaba! Una pieza vital de Boca en la mira de un equipo europeo

Su partida le generaría varios problemas a Russo pensando en el futuro.

Antes de que abriera el mercado de pases, Russo le dejó bien en claro a los miembros del Consejo de Fútbol de Boca que lo único que quería era que se mantuviera la base que consiguió la última Superliga. La realidad es que hasta el momento esto se cumplió, y el entrenador sólo tuvo que lamenta la partida de Junior Alonso, quien era titular. Luego se sumaron las salidas de Marcos Díaz y Bebelo Reynoso, aunque no eran tenidos en cuenta como titulares.

Los últimos días fueron bastante turbulentos en el Xeneize debido a la gran cantidad de contagios de coronavirus que dejó marginados a gran parte de los titulares y primeros recambios. Todo esto podría ser peor para el club de la ribera si se termina concretando la salida de una pieza más que vital en el esquema y funcionamiento. En los últimos días se confirmó que Sporting de Lisboa tiene en la mira a un titular de Boca para llevárselo ahora.

Frank Fabra es seguido muy de cerca por el club portugués, y hay algunos factores a tener en cuenta. El hombre que ocupaba el puesto de lateral por izquierda era Marcos Acuña, y fue declarado transferible hace algunos días. De hecho el exRacing tiene avanzadas las charlas para sumarse al Sevilla. Hace tiempo que el conjunto luso está buscando un marcador de punta con proyección al ataque, y el colombiano cumple con todos los requisitos.

Sin dudas que la salida de Fabra le generaría todo tipo de problemas a Russo por varios factores. En primer punto se marcharía un titular indiscutido y uno de los de mejor rendimiento en los últimos meses. Por otra parte, las trepadas del lateral por la izquierda son vitales para el funcionamiento general del equipo, y ahora más que nunca se necesita de su vocación ofensiva teniendo en cuenta que ya no jugará más Sebastián Villa.

Más allá de esto, por el momento se trata de un sondeo, y en Boca no quieren saber nada con su partida. Un problema sería que el colombiano muestre sus ganas de irse y genere algún tipo de presión, aunque no parezca que vaya a suceder esto. En todo caso, el Xeneize no lo dejará ir sin dar pelea y buscará que le ingresen más de 10 millones de dólares. Por ahora todo es tranquilidad mientras no llega una oferta formal a las oficinas de Casa Amarilla.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados