Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Los Ángeles, Catamarca

VIDA & ESTILO

Los Ángeles: El valle que reverdece en el alma

Un lugar paradisíaco que permaneció oculto por los malos caminos, hoy se abre al turismo y revela su belleza.

(Por Diego Nofal).- Los Ángeles es un lugar ubicado a unos pocos kilómetros de la capital catamarqueña que varios años pasó aislado por las malas condiciones de los caminos, por eso podríamos decir que es una joya casi virgen del turismo en Argentina. A diferencia de los lugares con mayor difusión de la provincia, que se encuentran al este de la capital, este se encuentra en la zona suroeste. La orientación cardinal no es un detalle, su ubicación la coloca en una de las zonas más verdes y fértiles de la provincia.

Para serles sincero, fue un aspecto gastronómico el que me llevó hasta este lugar. Alguna vez, mientras probaba el dulce de cayote, una delicia regional alguien me dijo “deberías probarlo con nueces de Los Ángeles”. La frase me quedó grabada en la memoria, por eso es que decidí emprender viaje por el sinuoso camino que lleva hasta este pueblo escondido entre la yunga y los árboles frutales que adornan un fértil valle. No es casual que la principal actividad económica esté relacionada con  los cultivos familiares.

Foto. Carolina Cabrera

La localidad catamarqueña está enclavada en un valle angosto, que lleva el mismo nombre del pueblo. Es flanqueado por las Sierra Ambato hacia el oeste y la de Los Ángeles hacia el este. Por la quebrada fluye un río caudaloso, pero de aguas prístinas, tan puras que pueden beberse del cauce. Es esa maravilla natural la que riega los frutales que son el sustento de los pobladores. Duraznos del tamaño de un puño, membrillos de colores amarillos y, por supuesto, las famosas nueces, son parte del paisaje.

No hay muchos lugares donde alojarse, ni donde comer, pero en los pocos que hay no sólo encontrará manjares de nuestra comida tradicional, sino una atención difícil de replicar. No es común para la gente del lugar ver turistas, por eso siempre están dispuestos a charlar y a contar detalles de la vida en el valle. Una de las mejores actividades que se puede realizar en el lugar es la subida a «El Crestón». Se trata de un cerro que se eleva hasta los  2942 metros sobre el nivel del mar. Pero es importante tener en cuenta que es una expedición no apta para principiantes. Requiere entrenamiento previo y un guía experimentado.

Para llegar a Los Ángeles desde la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca se debe tomar la avenida Hipólito Irigoyen, que desemboca en la ruta nacional 38 a la altura de la ruta de circunvalación.  Se continúa unos 20 km hacia el sur-suroeste por la ruta 28 hasta llegar a Miraflores. Una vez allí se debe dirigir al centro de esta localidad, donde se encuentra la plaza principal y la iglesia. Justo allí comienza la ruta provincial 202, recientemente pavimentada y se dirige hacia el Oeste pasando primero por la Cuesta de Los Ángeles.

Una salvedad para quienes viajen en su propio vehículo. Para llegar al lugar se requiere conducir con bastante pericia. Varios tramos de la ruta son sumamente estrechos, de manera tal que sólo cabe un vehículo. Durante varios kilómetros de la cuesta conducirá con el cerro de un lado y un pronunciado precipicio del otro. Además se recomienda no subir la cuesta mientras haya precipitaciones porque la ruta está expuesta a derrumbes. Pero no se desanime, en la terminal de Catamarca puede tomar un colectivo que en unas horas lo dejará en el pueblo, una vez allí, todo lo que necesite visitar puede hacer, sin problema alguno, a pie.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados