Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

MUNDO

Maduro encarceló a un supuesto espía estadounidense: «El imperio gringo quiere vengarse de Venezuela»

En medio de una crisis de petróleo, el mandatario venezolano instó a los trabajadores del rubro a estar alerta de posibles ataques.

El presidente Nicolás Maduro dijo el viernes que las autoridades venezolanas capturaron a un espía estadounidense. Según el mandatario, el espía tenía como objetivo aniquilar un par de refinerías en la costa norte del Caribe, mientras la nación sufre una profunda escasez de nafta. ““El imperio gringo quiere vengarse de Venezuela, quiere evitar que produzca todos los productos derivados del petróleo”, manifestó Maduro.

Según alegó el presidente venezolano, el espía era un infante de marina que se había desempeñado como operativo de la CIA en Irak. Maduro no nombró su identidad u otra prueba inmediata para respaldar la afirmación, pero aseguró que habrá más detalles como fotos y videos. “El sospechoso fue capturado el jueves mientras poseía armas especializadas y una gran suma de dólares”, dijo. Del mismo modo, afirmó que el hombre está siendo interrogado sobre sus actividades en las refinerías de Amuay y Cardon en el estado de Falcón.

Asimismo, Maduro remarcó que las autoridades venezolanas ya habían desmantelado un complot el pasado miércoles que tenía como objetivo volar una tercera refinería, El Palito, en el estado de Carabobo. En este marco, el mandatario instó a los trabajadores petroleros de la nación a estar alerta ante más ataques.

El petróleo, que supo alguna vez convertir a Venezuela en una nación rica, tuvo una gran escasez en los últimos días. De hecho, los conductores debieron realizar largas filas en estaciones de servicio para adquirir algo de nafta. Es que, según los críticos de Maduro, en dos décadas de gobierno socialista la industria petrolera quedó al borde de la ruina. En efecto, sus campos petroleros y refinerías apenas producen, y la nación hoy depende de las importaciones de combustible de Irán. Además, las duras sanciones de Estados Unidos también impidieron que Venezuela importe gasolina.

La encarcelación de un supuesto espía se une a dos ex soldados de los Boinas Verdes que ya están encarcelados en Venezuela por presuntamente participar en un intento fallido de derrocar al líder socialista. Los dos ex miembros de las fuerzas especiales de Estados Unidos fueron arrestados a principios de mayo entre más de 80 combatientes rebeldes venezolanos que protagonizaron un fallido ataque a la playa con el objetivo de arrestar a Maduro. Los ex boinas verdes fueron condenados a 20 años de prisión y las autoridades afirman que ambos confesaron ser parte del complot, aunque EE.UU. lo negó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados