Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
La señal quedó en el medio de una fuerte polémica.

ESPECTÁCULO

«Me fui enojada, triste. Preferí irme antes que ponerme a llorar o hacer un escándalo»: ¡Canal Trece no esperaba esto!

La señal quedó en el medio de una fuerte polémica.

Nadie puede creer lo que pasó. Lo que se soñaba como una verdadera fiesta, terminó como un fuertísimo escándalo que nadie pudo entender. El Gran Premio de la Cocina, el programa que se emite a través de la pantalla de Canal Trece, llegó al final de su octava temporada, donde Dana y Matías se disputaban el primer lugar, que finalmente terminó siendo para él. Pero ella, furiosa, decidió abandonar el piso y luego en un vivo de Instagram, disparó contra el jurado y la producción del ciclo.

Este lunes en Intrusos, habló de absolutamente todo, y dejó muy en claro los motivos de su reacción. «Me fui enojada, triste. Fue una mezcla de sentimientos. Pero preferí irme antes que ponerme a llorar o hacer un escándalo ahí en el medio del vivo. Durante todas las devoluciones daban a entender que la ganadora iba a ser yo, en el corte el ganador se me acercó a decirme ‘bueno, no alcanzó'», aseguró la participante.

«(Matías) Me vino a felicitar, a decirme que se alegraba por mi triunfo, y después pasó algo que no sé qué fue. Lo dieron como ganador a él. La verdad es que no sé qué pasó, la final consiste en cuatro días, yo durante los primeros días estuve bien. Durante los primeros programas estuve muy contenta con mi paso por él, en los últimos tres días se notaba en mi cara, la verdad es que ya no iba contenta al programa, vi un montón de cosas que no me gustaron», manifestó Dana ante la atenta mirada de Jorge Rial.

«Había cosas que marcaban que no se podían realizar y el otro equipo las hacía. Ya en ese momento empecé a ver que algo raro estaba pasando, no sé si el ganador estaba de antes. Hice el descargo con la producción pero mucha bola no me dieron, por eso tuve esa cara horrible los últimos días de la final. Yo ya lo empecé a sentir así, sabía que algo estaba pasando. A mí no me marcaron ningún error y al ganador sí», señaló.

«Yo no me considero una mala persona. Yo ya estuve en una final y no me fui mal ni me enojé con nadie, lo acepté superbien. Quizás yo lo entendí mal, pero lo que digo es que no fue solo eses día, venía de antes, con cosas que no estaban bien. Había cosas que no se podían hacer y que se hicieron. No tenía por qué mostrarme así enfrente de mi gente, mi familia y mis seguidores. Así que prefería irme elegantemente, por lo bajo. No tenía ganas de que la gente me vea en ese estado”, sentenció Dana.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados