Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
COVID-19
COVID-19

TECNO

Nueva interesante teoría sobre COVID-19 surge a partir del análisis de una supercomputadora

El coronavirus continúa siendo estudiado por expertos.

Al ser el COVID-19 un virus nuevo, investigadores y científicos alrededor del mundo continúan aprendiendo nuevas cosas sobre él. Nos llevó meses alcanzar el punto en el que estamos, donde conocemos la enfermedad, las maneras de transmisión y sus síntomas de forma bastante precisa. Sin embargo, un nuevo análisis a partir de una supercomputadora creó una interesante teoría sobre el coronavirus.

La computadora en el laboratorio estadounidense Oak Ridge comenzó a procesar datos en más de 40.000 genes a partir de 17.000 muestras genéticas para entender mejor al COVID-19. Cuando Summit, la segunda supercomputadora más grande del mundo, terminó de analizar 2,5 mil millones de combinaciones genéticas, había pasado poco más de una semana. Dr. Daniel Jacobson fue el líder del proyecto, quien analizó los resultados.

Al hacerlo, el doctor dijo haber tenido un «momento eureka». Esto es porque a partir de lo aprendido desarrolló una nueva teoría sobre cómo el coronavirus impacta al cuerpo: la llamó la «hipótesis de la bradicinina». Este modelo explica muchos aspectos del COVID-19 y algunos de sus síntomas más bizarros; y también sugiere más de 10 tratamientos potenciales, los cuales están aprobados por la FDA.

Según el estudio, la infección de COVID-19 comienza cuando el virus entra a través de la nariz, y luego comienza a entrar a células del cuerpo donde se encuentran receptores: por ejemplo el intestino, riñones y corazón. Pero una vez que se estableció en el cuerpo, empieza a manipular los propios sistemas del cuerpo. Así, «sabotea«, según el doctor, estos lugares para que nuestros receptores comiencen a funcionar mal y dejan entrar a más enfermedades.

De esta forma se causan la mayor cantidad de las muertes, ya que los efectos que causa suelen ser diferentes para cada persona. Los pulmones están llenos de estos receptores, por lo que afecta más que nada a esta zona. Además de todo esto, el COVID-19 también incrementa la producción de ácido hialurónico, lo cual hace que se llenen nuestros pulmones. Entre algunos de los tratamientos hipotéticos que sugirieron, se encuentran la vitamina D y danazol; aunque aclaran que deben ser testeados rigurosamente antes de aplicarse.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados