Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Monumental

DEPORTES

¡Para volver a disfrutar! La noche que el Monumental vibró gracias a los golazos de Rojas y Mora

El recuerdo de un partido que tuvo de todo, no le faltó nada y que la gente disfrutó de un River de alto vuelo.

El cofre de los recuerdos sagrados de River dice que el día de hoy es un gran momento para revivir algo que sucedió en el 2014. En esta oportunidad hay que viajar a la fecha 8 del Torneo de Primera División y observar un estadio Monumental que fue testigo de una gran goleada. Eran tiempos de los primeros pasos de Marcelo Gallardo como técnico del Millonario y los presentes en la cancha no tenían noción de todo lo que iba a llegar después.

Aquel día, el entrenador del Más Grande decidió que enfrenten a Independiente los siguientes nombres: Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Ramiro Funes Mori, Leonel Vangioni, Carlos Sánchez, Matías Kranevitter, Ariel Rojas; Leonardo Pisculichi; Rodrigo Mora y Teófilo Gutiérrez. Una formación de la cual ya no es posible ver a ninguno de sus integrantes con la Banda Roja. A razón de que el último en irse fue Maidana en el 2019.

Desde el comienzo, el cruce fue eléctrico. Puesto que, Pisculichi abrió la jornada con un gol de tiro libre que el Ruso Rodríguez no imaginó. A causa de que muchos esperaban el centro y el volante decidió pegarle al arco. La segunda instancia de festejo se dio a los 37 minutos. Aunque fue algo particular. Dado que, Rojas estaba solo en la media luna del Diablo y se podía adivinar que iba suceder si alguien despejaba el balón.

«Rojas libre fuera del área, nadie tapa el rebote», expresó el relato del encuentro. ¿Qué sucedió? La pelota quedó en sus pies y la colgó del ángulo. Un golazo que hizo vibrar al estadio Monumental. Y asi fue como River se fue al segundo tiempo con un 2-0 en el marcador, además de ser un claro dominador del encuentro. Sin embargo, el suspenso lo impuso Federico Mancuello con un tanto de cabeza, a los 13 minutos.

No obstante, la bronca duró poco porque al ratito los centrales del equipo de Avellaneda fueron protagonistas de una jugada lamentable. Debido a que se confiaron y le pasaron la pelota al arquero. Pero se olvidaron que Teito estaba cerca del área, este la agarró y solo le alcanzó con empujarla hacia el fondo de la red. Para finalizar, la frutilla del postre la estableció el uruguayo Mora. Pues durmió el balón con la suela, se acomodó y lo picó por arriba del guardameta, 4-1 con baile.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados