Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Blackpink

CELEBRITIES

«Roza la esclavitud»: La verdad del K-pop, el video que indigna a fanáticos de BTS y Blackpink

De jornadas extenuantes de entrenamiento a prestamos y limaduras de huesos, esto es lo que expuso un reconocido influencer sobre las compañías que reclutan a los idols.

«La verdad del K-pop» se ha convertido en toda una tendencia. Es que el controversial video del Youtuber, Pablo Agustín fue por todo. El influencer argentino de 30 años, expuso una realidad poco conocida ante sus más de 785.000 suscriptores de su canal, que rápidamente se viralizó valiéndole duros comentarios de los fanáticos de BTS y Blackpink.

Pablo Agustín consciente de las posibles repercusiones de sus dichos, adelantó que «iba por todo» intentando desentrañar los entretelones de la industria del K-pop: «si quieren cancelarme, que me cancelen», indicó en su introducción. Aun así aclaró que todos sus dichos estaban basados en sus propias conclusiones, analizando diferentes ejemplos, y que en el caso de los exponentes más famosos (Blackpink y BTS), algunas cuestiones podrían diferir.

Lejos de querer matar a los idols, el youtuber arremetió concretamente con las empresas productoras que los apadrinan y la industria en general, los cuáles funcionarían en un modus operandi similar a la de una fábrica. «La empresa te entrena y después se lo tenes que pagar», adelantó Agustín sobre el supuesto funcionamiento interno basándose en los comentarios de una ex idol.

Este argumento está estrechamente relacionado con las extensas y exhaustivas jornadas de entrenamiento a los que los futuros popstar son sometidos. Según el youtuber, en algunos casos estos estarían entrenando desde las 4 am hasta las 00 am, con clases que van desde baile, rap y canto, hasta cómo actuar frente a las cámaras y de qué manera hablar.

Dado que el complejo entrenamiento «roza con la esclavitud«, no les deja tiempo para trabajar y algunos de sus padres no pueden costear los gastos. La opción para muchos es endeudarse y sacar préstamos. Estos deberán ser pagados cuando sean famosos. En ese caso, aun alcanzando la fama, la empresa se lleva hasta el 70  por ciento del total de las ganancias.

«Acá es donde se pone turbia la cosa. No pueden tener redes sociales, hasta que te asignen a un grupo», continuó el influencer. Según este, una vez que tenes tu propio grupo el uso va a estar destinado solo a la promoción de la banda y sus proyectos, pero todo supervisado y controlado por las altas esferas. Además los integrantes tendrían prohibido relacionarse con otras personas.

Otro de los ítems más controversiales del video son las tácticas que se aplican en los entrenamientos, como es el caso de ponerles bolsas de 5 kgs en cada pierna para luego «bailar más livianas». Finalmente y no menos escandaloso, apuntó contra las intervenciones quirúrgicas y los cambios de imagen a los que muchas deben someterse para lucir como idols pop.

Estas van desde rinoplastias, hasta reducción de mejillas y limaduras de huesos para obtener una cara más angular. Pero también se destaca que las empresas promueven los desórdenes alimenticios, dado que aunque muchas de las integrantes medían más de 1.65 y exigían que no superen los 50 kgs para poder permanecer en la agrupación. Como era de esperarse, las polémicas declaraciones del video sobre las bandas de K-pop resonaron con fuerza, al punto de posicionarse entre los trend topic locales de Twitter.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados