Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
El analista político se sumó al editorial de Longobardi y advirtió que “formalmente, terminó la pandemia en política”.

SOCIEDAD

Sergio Berensztein: “La dinámica de confrontación es muy probable que se acelere”

!-- nota movil abajo titulo reponsive -->

El analista político se sumó al editorial de Longobardi y advirtió que “formalmente, terminó la pandemia en política”.

El periodista Marcelo Longobardi hizo su editorial de todas las mañanas junto al analista político Sergio Berensztein. Ambos se detuvieron en la repercusión que tuvo la columna del expresidente Mauricio Macri. “Ayer hubo banderazos convocados a través de un procedimiento en las redes sociales. Estos banderazos estuvieron precedidos por la carta del presidente Macri hablando de ataque sistemático a las instituciones en Argentina y otras críticas, fueron contestadas por el Gobierno”, comentó el conductor de ‘Cada Mañana’ a modo de introducción.

En este punto, el reconocido locutor enumeró las críticas que recibió el exmandatario. “Daniel Arroyo dijo que no es momento para prender la mecha, como si una crítica sobre un tema público en los dichos significara prender una mecha. Vilma Ibarra condenó los términos que utilizó Macri, como si hubiese palabras prohibidas en Argentina”, planteó al mismo tiempo que sumó el conflicto entre CABA y Alberto Fernández.

Santiago Cafiero dijo que no había una negociación, lo que hicimos fue impartir Justicia. El presidente dijo no le hemos quitado nada a nadie, lo que hicimos fue quitarle la abundancia a algunos para distribuir en las carencias que existen en Argentina. El ministro del interior habló de inmoralidad de la Ciudad de Buenos Aires”, difundió Longobardi. Para cerrar y darle pie a Berensztein mencionó otra polémica que tiene como protagonista a Cristina Fernnández de Kirchner. “Se opone a la que la ley de compañías informáticas. La ley de conocimiento está trabada en el Congreso por un capricho personal. Se obtura la creación de empleo en empresas modernas que pagan buenos salarios. Entre las empresas que están por irse de la Argentina está Falabella”, precisó.

El invitado escuchó atentamente y comenzó su análisis con una contundente frase: “Formalmente, terminó la pandemia en política”. Según el especialista, “la pandemia anestesió una dinámica de confrontación que no es nueva. Está ahora profundizada por una puja de recursos que tiene a la Ciudad y la Nación como protagonistas, pero están las provincias y los intendentes. Aparece un mango y todos se tiran de palomita a rapiñar. Es una situación bastante vergonzosa de una política que se trata de cómo sacarles plata a los contribuyentes y gastarla. De lo que se trata es de la plata que producimos los argentinos. Y no se está hablando de la calidad del gasto, sino de quién se la lleva”, cuestionó.

En este marco, Berensztein sumó la agenda económica, que tendrá acalorados debates en el Congreso. “Esta semana el Poder Ejecutivo tiene que enviar al Congreso el proyecto de presupuesto que por lo que trascendió incluye más impuestos. Esto incluye un cálculo mentiroso de la inflación. El peor impuesto que cobra el Estado es la inflación. Acá no es una pelea solamente de la Nación contra la Ciudad, acá es una pelea del Estado contra los ciudadanos. Lo que ayer publicó el expresidente Macri tiene sabor a poco, le faltó autocrítica. El pueblo es el que sale a la calle en los banderazos y también el pueblo es el que toma tierras porque no tiene vivienda. El pueblo es toda la sociedad argentina”, planteó.

El analista político también se detuvo en el discurso que brindó Wado de Pedro sobre la coparticipación y su descripción de la Ciudad de Buenos Aires. El ministro del Interior calificó de ‘inmoral’ el distrito y que “nadan en la abundancia”. “Todos los populismos tienen como característica, en términos narrativos, discursivos, la necesidad de encontrar enemigos. Los enemigos son el campo, la ciudad, todos aquellos a los cuales les va mejor que el promedio. Lo que está buscando este Gobierno es mayor clientelismo, es tener más gente dependiendo todos los meses de algunas migajas que puedan recibir para ir peleándola como pueda. En ese contexto, es natural que la expresidenta no quiera la ley del conocimiento”, le explicó a Longobardi.

En esta misma línea, mencionó a Daniel Arroyo, que ayer cuestionó las declaraciones de Mauricio Macri y resaltó que hubo un repunte en la economía por el aumento de changas. “Daniel Arroyo es una persona estudiosa de las cuestiones sociales. Él tiene un problema que es común al gobierno y que es que mira parcialmente la realidad, y él mira la cuestión de los sectores más vulnerables. Es probable que haya habido un poco más de laburo en las rotondas de alguien que sale a hacer una changa. No quiere decir que a nivel macro él vea un rebote”, criticó.  

Ya en el final del análisis, Berensztein se refirió al papel que tendrá la Corte Suprema en la disputa por la coparticipación de CABA. “Puede tardar en expedirse, pero hacer lugar a la medida cautelar que le pide la Ciudad, suspender el efecto porque de la noche a la mañana el gobierno nacional le sacó el 10% del presupuesto a la Ciudad de Buenos Aires». «La Corte seguramente llamará a las partes, otras provincias van a opinar. Lo que va a ocurrir es que el Banco Central va a emitir más plata. El que va a pagar el aumento a la policía de la Provincia es el ciudadano con más inflación”, sostuvo.

Por último, se animó a augurar cuál será el futuro del país teniendo en cuenta todos estos conflictos entre el oficialismo y la oposición.  “La Argentina frena cuando ya está en el precipicio. La dinámica de confrontación es muy probable que se acelere. En ese contexto, el discurso de Larreta fue muy moderado y muy prudente, expresó su enojo pero no alimentó la balacera”, concluyó.



El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados