Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Superclásico

DEPORTES

Superclásico histórico: el partido entre River y Boca que se suspendió por la poca venta de entradas

La historia de los Superclásicos tienen muchas historias pero ninguna tan extraña como esta que se vivió en Jujuy.

Los nombres de River y Boca son dos grandes vidrieras que los empresarios buscan atraer a sus negocios porque saben que pueden recaudar varios millones de pesos. Pero a veces hace falta tener cierto tipos de conocimientos para que la fórmula pueda arrojar el resultado esperado. Y esto es algo que quedó en evidencia en el año 1985, cuando un Superclásico debió ser suspendido por la poca venta de entradas.

Al empresario Gustavo Sandoval la experiencia de llevar a River al norte de la Argentina le había dejado una recaudación de un millón de pesos. Por lo tanto pensó que el partido más importante del fútbol argentino le iba permitir triplicar los ingresos. Es por eso que decidió convencer a las dos dirigencias de aceptar el pedido de jugar un encuentro amistoso en la provincia de Jujuy.

La organización decidió que para generar un poco más de atractivo había que dar paso a la gestación de un mini torneo, con semifinal y final. Por un lado iba a estar el Más Grande junto a Gimnasia de Jujuy, cruce que ganó por 3-0 con dos goles de Enzo Francescoli y Roque Alfaro. Mientras que en la otra zona estaba Boca y Juventud Antoniana de Salta. El Xeneize hizo lo suyo y despachó al equipo salteño.

Pero pasaron cosas. El domingo 5 de mayo, después del duelo entre los dos equipos del norte del país, se debía dar comienzo al Superclásico. Sin embargo los jugadores de ambas instituciones no llegaron a cambiarse para disputar el encuentro. En consecuencia de que las boleterías del Estadio 23 de agosto solo habían vendido 3500 entradas. De un total de 22 mil ubicaciones que estaban disponibles.

El dinero recaudado hasta el momento, sumando a los duelos previos al clásico, era de casi 8 millones de pesos y dicho monto no alcanzaba para pagarle a River y Boca. A razón de que el Millonario cobraba 11 millones de la moneda nacional para presentarse a disputar encuentros de este tipo. Y por su parte, el conjunto de La Ribera pedía 12 millones para salir al campo de juego.

Es por esto que ambos equipos recibieron el llamado de no presentarse a jugar. ¿Qué pasó? ¿Por qué se vendió poco? Hay dos causas. La primera es que la gente no había cobrado el sueldo, eso se iba a producir el día 6. Los billetes que tenían decidieron guardarlos. Y la otra es que un bingo provincial alteró los planes. El cruce estaba pactado para el 12 de mayo pero el Círculo de Periodistas Deportivos de Jujuy se adelantó y reservó el estadio para dicho evento social.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados