Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Foto:NA

SOCIEDAD

Tomas de tierras: un juez se negó a realizar un pedido de desalojo

Además solicitó que se les de a los ocupantes un lugar para vivir dentro del plazo de dos semanas.

En medio del conflicto por las tomas de tierras, el juez federal subrogante de Bariloche, Gustavo Zapata, se rehusó a llevar a cabo una solicitud de la Fiscalía acerca de un desalojo en el Bolsón y por el contrario, pidió que se les brinde un lugar donde vivir a los ocupantes. El terreno usurpado, acorde con la agencia Noticias Argentinas (NA), pertenece al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el cual fue tomado por 160 familias en agosto pasado.

Según detalló NA, el proceso de la toma de terrenos se dividió en dos etapas. Primero, alrededor de 30 familias se instalaron en un predio que el INTA había cedido a un club deportivo de nombre «El Refugio». En un segundo paso, 130 familias se asentaron en un espacio compuesto por 60 hectáreas perteneciente a la misma institución, el cual se halla ubicado cerca de dos puntos turísticos claves para la zona: Cabeza del Indio y Mirador del Azul.

La denuncia fue presentada por la fiscal Sylvia Little, luego de que el INTA elevara una denuncia ante la Justicia. En su fallo, Little sostuvo: «No existen dudas aquí de que estamos en presencia de un delito, puntualmente, del tipo penal previsto por el artículo 181, inciso. 1° del CP (Código Penal), puesto que aquellas 133 familias ingresaron clandestinamente a los predios de propiedad del INTA y se instalaron allí, reclamando como propias las porciones de terreno que, cada quién, unilateralmente demarcó para si».

Siguiendo esa línea afirmó: «No abrigo dudas de que la deficitaria política estatal en materia habitacional ha llevado a su vez a que nos encontremos con inmensas porciones de tierras que, evidentemente, no pueden ser controladas siquiera por el propio Estado que con su inacción permite el asentamiento masivo de familias completas».

No obstante, el juez no hizo lugar al desalojo, por lo que no sólo rechazó al INTA como querellante sino que además solicitó que se les otorgue a los ocupantes alojamiento dentro de los próximos 15 días: Entre las razones de su fallo, Zapata precisó: «Si se decide tardíamente el desalojo, supondrá perjuicios tanto para el denunciante como para los mismos usurpadores, que probablemente habrán incurrido en gastos de construcción considerables. Si por el contrario, en forma tardía se les otorga la razón a los ocupantes, estos ya habrán sido desalojados y permanecido en situación de vulnerabilidad, expuestos a peligros en su integridad y vida, además del perjuicio económico evidente».

«.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados