Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
River

DEPORTES

¡Una bomba a punto de estallar! El impensado problema que surgió en River

La dirigencia deberá resolver este inconveniente los antes posible.

Es sabido que River hace bastante tiempo viene transitando algunos problemas económicos. Si bien la situación es manejable, hay deudas que deben pagarse en el mediano plazo, y por esta razón es más que imperioso para el Millonario vender. La partida de Juanfer Quintero al Shenzhen de China es casi un hecho, pero todavía no está confirmada. Pasan los días y todavía no se oficializa la venta, lo que imposibilita que ingresen los casi 10 millones de dólares pautados.

Si bien varios clubes esperan recibir el dinero que les corresponde por comprar ejecutadas por la institución de Núñez hace tiempo, no es el problema más grande que tiene La Banda hoy en día. El reclamo más fuerte que están teniendo los dirigentes viene por parte del plantel conducido por Marcelo Gallardo. Todo tiene que ver con pagos atrasados de salarios y primas por objetivos que hasta el momento no fue saldado. Las charlas ya comenzaron.

Problemas con el tope salarial

Desde el momento que comenzó la pandemia se puso un tope para los sueldos más altos de 250 mil pesos por mes, algo que está muy por debajo de lo que sería la normalidad en River. Los jugadores entendieron la situación y aceptaron sin problemas, con la promesa que toda sería pagado en el futuro. Los meses pasaron, y el plantel ya comenzó a entrenarse hace más de un mes, pero esta situación todavía no se resolvió. Ante esto los humores comenzaron a cambiar.

Desde la dirigencia se comprometieron a pagar lo que se le debe al plantel, y además a quitar el tope que se había establecido por pandemia. Se dejó en claro que todo el dinero que ingresara por la salida de Juanfer Quintero sería destinado para el bolsillo de los jugadores comandados por Gallardo. Pero la venta del colombiano se dilata, lo que genera un problema mayúsculo. Ponzio, en su rol de capitán, ya se reunió con los dirigentes para tratar este tema.

La situación se está dando en un tono más que cordial, y no hay ningún tipo de riesgo de que el plantel tome alguna medida extrema, como faltar a las prácticas o incluso llegar a una intimación. Lo que sí es cierto es que los dirigentes sienten la presión de solucionar esto lo antes posible para que los futbolistas sólo se centren en jugar. Además de la salida de Quintero, será necesaria otra transferencia, aunque por ahora no hay nada concreto.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados