Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Moria Casán
Moria Casán

ESPECTÁCULO

«Una pose de él era la ranita negra»: explosivas declaraciones de Moria Casán sobre la intimidad de Carlos Menem

La diva no se guardó absolutamente nada sobre el exmandatario.

Moria Casán tiene una profunda amistad con el expresidente Carlos Menem. Incluso, la diva solía organizar cenas en la quinta de Olivos mientras Menem gobernaba dónde asistían varias mujeres famosas del mundo del espectáculo. En una charla muy simpática con el programa de Marina Calabró, la «One» estuvo dispuesta a hablar de todo y sorprendió al revelar varias intimidades sobre el rendimiento sexual del exmandatario. Moria sacó a relucir una vez más su lengua karateca.

«Una de las mujeres de él me comentó que ellas iban como a matarlo in the bed y no podían, el que las mataba era él. ¡Impresionante! Tipo Cirque du Soleil. Si pensabas que lo iba a matar in the bed, estabas sonada. Una de las chicas me comentó algo muy divertido. Se imaginan que el señor hacía toda clase de cosas, parece que las daba vuelta como una media, no las dejaba hacer nada y hacía él de todo», expresó Moria Casán, haciendo alusión a las particulares cenas que se dieron luego del divorcio de Menem con Zulema Yoma.

«Muy trabajador, muy trabajador, ¡pero tipo primate, mal!. Me dijeron que una pose de él era ‘la ranita negra’. Él me llamaba y me decía ‘trae a quien quieras’ y no es que yo era una madama. Yo era el clown del rey, conmigo siempre se rió”, agregó la diva en diálogo con El Nueve, dando detalles inéditos de las polémicas cenas que se daban en la quinta de Olivos mientras Carlos Menem era presidente. La «One» dio a conocer un costado desconocido del exmandatario.

Graciela Alfano fue otra de las famosas que reveló recientemente que fue muy cercana al expresidente: «Cuando ganó las elecciones, se hizo un asado para 800 personas. Cuando terminó todo, me tomó de la mano y me agradeció. Después hubo una comida, él se sintió mal porque había comido mucho, fue a una habitación y se recostó. Yo entro, me voy al baño en suite, él entra ahí en camisa. Estaba en penumbras, se aproximó, me dio un beso y me gustó. Fue muy respetuoso pero, como se dice me comió la boca”, expresó la exvedette en el programa radial de Daniel Ambrosino.

«No había teléfonos celulares, íbamos de lugar en lugar, un día nos prestaron un barco del dueño del Hotel Alvear, ahí pasaba todo. Eso fue a principios de 1990. A Olivos fui una sola vez, a una comida. El primer plato era un tomate, el segundo plato un omelette con un tomate aplastado, mientras que el postre era a base de tomate. Ahí me explicaron que era un régimen de cuatro días de la NASA, a base de cuatro alimentos», agregó Graciela Alfano.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados