Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Parapente, Cuesta del Portezuelo

VIDA & ESTILO

¡A volar! Parapente en la Cuesta del Portezuelo

Una experiencia única. Dos datos, es poco costosa y es bastante segura.

(Por Diego Nofal) En la cumbre del Cerro Ancasti corre un viento cálido, es imposible no mirar hacia abajo, el paisaje te llena las pupilas. La cumbre está a 1680 metros sobre el nivel del mar subiendo por la Cuesta del Portezuelo. A los pocos minutos alguien nos pide permiso. Pasa a alguien corriendo y se lanza al vacío. Ante nuestra cara de asombro se despliega el parapente y empieza a volar. ¿Quieren probar? Nos pregunta con amabilidad un muchacho, pero nuestras ganas de tener una aventura y nuestra valentía no siempre van de la mano.

Un poco de coraje y allá vamos a nuestro “vuelo bautismo”, un arnés no amarra al instructor que nos explica que hay que correr y luego levantar las piernas. Un trote leve y luego el vacío debajo nuestro. Ingrata sorpresa despegamos de cara al suroeste, pero nuestro destino está hacia atrás, así que un amplio giro nos permite ver todo el Valle a una velocidad que nos da tiempo para rezar por nuestro bienestar.

El parapente se estabiliza y allí vamos, bajando la Cuesta del Portezuelo que más que nunca nos recuerda a Los Chalchaleros. “Mirando abajo, parece un sueño”. Es una experiencia única, por dos cosas, porque nada se parece a la sensación de estar volando y porque no pienso repetirla. Los vuelos, con un poco de suerte y vientos cálidos duran algo así como media hora, la llegada a la base de la cuesta requiere un poco de habilidad para no quedar enredado en el parapente. Al poner los pies en la tierra no podés dejar de hablar. La adrenalina te mantiene despierto y alerta por varias horas.

No puedo hablar de “lo mejor de esta experiencia” todo es bueno, todo es sorprendente. Pero hay un punto destacable, no es costosa, todo lo contrario y para llegar al destino del vuelo bautismo, hay que recorrer unos pocos minutos en auto. Además, para los que quieren disfrutar moderadamente, hay un punto de partida a sólo 600 metros sobre el nivel del mar, hace que la experiencia sea igual de intensa pero más corta.   

La Agrupación de Alas Delta, Ultralivianos y Parapente Catamarca, son las recomendadas por la Secretaría de Turismo de Catamarca para emprender esta maravillosa experiencia. Para volar, basta conque haya buen clima y con poco viento. El Campo de aterrizaje se encuentra a unos 300 metros antes de iniciar la Cuesta del Portezuelo. Allí a las 14.30 encontraras a los instructores que te llevarán, literalmente, a volar.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados