Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Azerbaiyán

MUNDO

Aumentan las tensiones en Nagorno Karabaj: Azerbaiyán jura venganza tras muerte de 13 civiles

Además del alto costo en vidas, la comunidad internacional teme que el conflicto se internacionalice.

Este sábado Azerbaiyán juró vengar la muerte de trece civiles en un bombardeo nocturno en una zona residencial en Ganyá, la segunda ciudad más grande del país, un ataque que marca una escalada en el conflicto de Nagorno Karabaj entre azerbaiyanos y separatistas armenios. Según el Ministerio de Emergencias, 13 civiles murieron y más de 45 resultaron heridos.

Unas  horas antes del bombardeo, se registraron ataques azerbaiyanos contra la capital del territorio separatista, Stepanakert, según periodistas de la AFP presentes en la ciudad, abandonada por la mayoría de sus habitantes desde el inicio de los enfrentamientos, el 27 de septiembre. Al ataque en Ganyá en la noche del viernes al sábado le siguió un segundo bombardeo en otra parte de la ciudad, además de un disparo contra la localidad estratégica de Mingachevir, a una hora de allí por carretera.

En Ganyá, periodistas de la AFP vieron viviendas destruidas por el misil, en tanto que, los vecinos escapaban de la zona, algunos en pijama y pantuflas. «Estábamos durmiendo. Los niños estaban mirando la tele», contó Rubaba Zhafarova, de 65 años, frente a su casa, destruida. «Todas las casas de los alrededores fueron destruidas. Mucha gente está bajo los escombros. Algunos están muertos, otros, heridos», dijo. 

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, aseguró que «vengaría» a los civiles muertos en este ataque. «Este crimen cobarde no quebrará la voluntad de nuestro pueblo. Vamos a responder en el campo de batalla, vamos a vengarnos en el campo de batalla», dijo, prometiendo que «cazarán como a perros» a sus enemigos separatistas armenios.

El aumento de la violencia pone en evidencia la impotencia de la comunidad internacional para calmar la situación en Nagorno Karabaj, un enclave separatista sumido en un conflicto que implica también a potencias regionales como Rusia y Turquía. Este territorio, poblado en su mayoría por armenios cristianos, se separó de Azerbaiyán, país musulmán chiita de habla turca, poco antes de la desintegración de la Unión Soviética en 1991, dando lugar a una guerra que dejó 30.000 muertos en la década de 1990. Desde 1994 rige un alto el fuego interrumpido a menudo por escaramuzas y enfrentamientos.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados