Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Georgina Rodríguez

CELEBRITIES

De patito feo a cisne: Georgina Rodríguez, la novia de Cristiano Ronaldo, no siempre fue una mujer bella

La argentina-española ofreció una entrevista a un medio de España y confesó grandes cosas de su vida «privilegiada».

Georgina Rodríguez no siempre fue la mujer hermosa que es actualmente. «De pequeñita fui patito feo y me he ido convirtiendo en cisne», dice la modelo, de 26 años, en una entrevista para la revista Mujerhoy. A pesar de su buena posición económica, una vida de lujos junto a su pareja Cristiano Ronaldo, de 35, su esencia no ha cambiado. Manifiesta ser tan humilde como cuando trabajaba como vendedora en una de las tiendas Gucci en Madrid.

La embajadora de grandes marcas en Europa revela que desde que se hizo conocida, se le acercaron muchas personas por interés. Sin embargo, tiene la suerte de contar con el apoyo de gente que siempre ha estado con ella, y eso la impulsa a ser mucho mejor persona. «Soy muy generosa con las personas que me demuestran bondad, responsabilidad, esfuerzo, perseverancia, gente que lo lucha por su cuenta. Esa gente me atrapa, me gana la gente trabajadora. Estoy rodeada de gente auténtica».

Aunque suele vestir con ropa cara, darse una vida de rica y famosa, eso no la llena. «La familia, la salud, el amor y la felicidad», son cosas que el dinero no puedo comprar, indica. «El dinero compra cosas materiales que no vas a llevarte a la tumba. Hay que ser feliz con lo básico: el agradecimiento por la salud y el amor de los nuestros. Disfruto de unos zapatos maravillosos, pero esa no es mi felicidad ni son imprescindibles en mi vida. Solo pido salud».

Por el cambio rotundo en su vida, Georgina ha recibido muchas críticas. Algunos la ven como una mujer «privilegiada», pero la argentina-española tiene un lema de vida: «Hagas lo que hagas, te criticarán». «Parece que está mejor visto ser rico de cuna, que a los demás no les queda más remedio que aceptar las diferencias de clases si ya viene de apellido, en lugar de si tienes la suerte de mejorar y prosperar desde el mismo punto de partida que la mayoría de la población. Es entonces cuando creen que pueden criticar y decir cosas como: ‘¿Pero esta quién es? Si es una simple dependienta'».

Sobre ser privilegiada, responde que «lo soy», pero «no por lo material que poseo, sino por la salud y el amor de mi familia. Todo aquel que lo tenga es un privilegiado. Todo aquel que tenga la tranquilidad de no tener que luchar por una enfermedad o ver sufrir a un familiar es un privilegiado». Georgina está agradecida con la vida por el estatus que tiene. «Pero no siempre ha sido así y soy consciente de los dos extremos. Porque los he vivido, valoro más que nadie lo que tengo», apunta.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados