Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Francia

MUNDO

El asesino de un profesor en Francia tenía contacto con un yihadista radicado en Siria

Abdullakh Anzorov decapitó a un docente que había exhibido imágenes de Mahoma en su clase.

El joven ruso que decapitó a un profesor que había mostrado en clase caricaturas de Mahoma en Francia estuvo en contacto con un integrante de la rama radical yihadista de Siria. Así lo indicó esta mañana una fuente cercana al caso, por el que siete personas ya fueron imputadas. Aunque se sabe, gracias a la localización de su dirección IP, que esta persona estaría en Idlib, el último bastión yihadista de Siria, su identidad aún no fue establecida. 

Como informó AFP, Samuel Paty, un profesor de 47 años de Conflans-Sainte-Honorine, en la región de París, fue decapitado el viernes por Abdullakh Anzorov, un refugiado checheno de 18 años, que fue abatido por la policía minutos después. El profesor había mostrado caricaturas de Mahoma en dos clases sobre la libertad de expresión a principios de octubre. 

Anzorov reivindicó el ataque en un mensaje de audio en ruso en el que decía que había «vengado al profeta» Mahoma, acusando al maestro de haberlo «mostrado de manera insultante». En el mensaje, Anzorov parece estar sin aliento y hace varias referencias al Corán. «Hermanos, rezad para que Alá me acepte como mártir», dice, según sus palabras traducidas por la AFP.

Este mensaje fue reproducido en un video divulgado por Instagram, entre otros. Estaba acompañado por dos tuits del asesino, uno de ellos con una foto de la víctima, en el que reconocía haber matado a Samuel Paty. Este video alude brevemente en ruso a la organización Estado islámico, según una traducción de la AFP. La investigación está revelando que la radicalización de Abdullakh Anzorov fue muy rápida.

Complicidades

Siete personas están inculpadas en el caso, seis de ellas por «complicidad en asesinato terrorista». Entre ellas se encuentran el padre de una alumna, Brahim Chnina, y el militante islamista Abdelhakim Sefrioui, así como dos amigos del asesino, Naim B. y Azim E.. Un tercero, Yussu C., está acusado por «asociación de malhechores con vistas a perpetrar un delito contra las personas».

Asimismo, dos estudiantes de secundaria, acusados de haber indicado, a cambio de dinero, quién era el profesor Samuel Paty al joven que lo decapitó, fueron imputados por «complicidad» y colocados bajo «control judicial». Los dos menores de 14 y 15 años están acusados de haber mostrado al homicida, Abdullakh Anzorov –un joven refugiado de origen ruso checheno– quién era el docente que buscaba, a cambio de «300 a 350 euros» (entre 360 y 415 dólares), según el fiscal antiterrorista, Jean-François Ricard.

Brahim Chnina inició la movilización contra el profesor colgando videos en las redes sociales tras el curso sobre libertad de expresión que impartió el profesor el 5 de octubre cuando exhibió las caricaturas. Al igual que el militante islamista Abdelhakim Sefrioui, Chnina está acusado de haber «designado específicamente al profesor como blanco en las redes sociales». Los investigadores antiterroristas se interesan asimismo sobre mensajes intercambiados en WhatsApp entre este padre y el homicida.

«Hay gente que ha encargado este atentado y que está encantada de que la investigación se centre en comparsas periféricos, que nunca desearon semejante horror» aseguró a la AFP el abogado de Sefrioui. Según el letrado, «las personas peligrosas, que formaron a  Anzorov, están a salvo y van a formar a otros».

Homenaje

El miércoles por la noche, Francia rindió un homenaje nacional a Samuel Paty, asesinado porque «encarnaba la República» francesa, según el presidente Emmanuel Macron. «Continuaremos, profesor. Defenderemos la libertad que usted enseñaba tan bien y sostendremos el laicismo, no renunciaremos a las caricaturas», declaró el jefe de Estado francés en la ceremonia que se llevó a cabo en la Universidad de la Sorbona en París.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados