Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Senado

POLÍTICA

El oficialismo sigue adelante en el Senado con la reforma de la Procuración, pese a la resistencia de la oposición

Los autores del proyecto pidieron el retiro de los borradores, pero el oficialismo votó por su permanencia.

El bloque del Frente de Todos en el Senado, que tiene mayoría en el recinto, rechazó el retiro de dos proyectos presentados por la oposición en 2019 para modificar la Procuración General de la Nación, en medio de una discusión con la vicepresidenta Cristina Kirchner. Los autores de los proyectos, Martín Lousteau (Juntos por el Cambio) y de Lucila Crexell (Interbloque Federal), habían pedido retirar los borradores tras considerar que el oficialismo los usaba para perseguir objetivos no concordantes.

La semana pasada el Frente de Todos abrió el debate en comisión sobre una eventual reforma de la ley que fija las condiciones para elegir y remover al Procurador General de la Nación, a partir de las propuestas de Lousteau y Crexell. Pero en la sesión de este miércoles el Frente de Todos, con 41 votos, rechazó el pedido y ratificó su idea de modificarlos y avanzar con el debate, según consignó NA.

«No hay antecedente alguno de un proyecto retirado por el autor que sea sometido igualmente al tratamiento. En 150 años del Senado nunca pasó», remarcó el cordobés Ernesto Martínez (Juntos por el Cambio), quien subrayó que «cualquiera de los senadores del oficialismo puede presentar el proyecto que responda a la situación que quieren resolver».

Al respecto, Martínez insistió en que «todo se puede discutir, pero no jugando a las escondidas tomando algo que no les pertenece», en referencia a los proyectos de Lousteau y Crexell. «¿Qué quieren, que sancionemos sin debate, sin pretender modificaciones sobre los proyectos, porque si no se retiran? ¿Dónde se vio esto? Si no gano yo, me llevo la pelota. Así no funciona esto», señaló a su turno el rionegrino Martín Doñate (Frente de Todos).

Al momento de la votación se produjo un nuevo cruce entre Cristina Kirchner y el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, en torno a si la votación debía ser a mano alzada o si se debía identificar cada voto individualmente. «Cuando es a mano alzada no se cuentan los votos uno por uno», señaló la presidenta del Senado, visiblemente molesta con el planteo de la oposición y agregó: «He sido senadora desde el año 1995, ya sabemos cómo se vota a mano alzada».

Naidenoff le remarcó a la vicepresidenta que en una votación a mano alzada, si no se lee el sentido del voto de cada uno de los legisladores «no queda constancia de esa mayoría, porque no hay presencialidad en el recinto». La presienta de la Cámara alta le respondió: «¿Por qué no levantamos un poquito el debate en lugar de discutir si votamos a mano alzada o no? Senador Naidenoff, hay otros legisladores novatos, usted es experimentado, usted sabe de qué se trata».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados