Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Embalse de Ipizca

VIDA & ESTILO

Embalse de Ipizca, una lágrima en el corazón de la montaña

Un lugar emblemático para los amantes de la pesca y de los ambientes tranquilos. Está emplazado en una montaña lo que le da el aspecto de una fortaleza.

(Por Diego Nofal) En las últimas columnas de turismo, nos hemos dedicado a las maravillas que pueden encontrarse en los alrededores de San Fernando del Valle de Catamarca. Eso no es casual, en los últimos días se conoció que el Comité de Emergencia habilitará el turismo interno dentro de la provincia. Esta vez, les queremos presentar un lugar que, pese a estar muy cerca de la capital catamarqueña es muy poco visitado por el turista local: el Embalse de Ipizca.

Este espejo de agua del departamento Ancasti formado por un dique artificial que lleva el mismo nombre es una de las grandes maravillas catamarqueña. Es de fácil acceso, con instalaciones preparadas para recibir a los visitantes. Sumamente tranquilo y con un paisaje envidiable. Está ubicado en una de las zonas más fértiles de toda la provincia, por lo que además de montañas y miradores maravillosos, estará rodeado de un bosque espeso y atractivo, árboles frutales y el incesante canto de los pájaros que pululan por la zona.

Este lugar tiene una característica particular, si bien muchos vienen por el encanto del espejo de agua y por su generosa cantidad de peces, la mayoría de las personas que llegan a este lugar lo hacen atraídos por el paisaje y la tranquilidad. El embalse está muy lejos de ser uno de los más grandes de la provincia. Pero es, por lejos uno de los más bellos de todo el noroeste, sin nada que envidiarle al Cadillal en Tucumán o al celebérrimo Dique Frontal  de Las Termas de Río Hondo. Eso sí es mucho más pequeño, que sus vecinos tucumano y santiagueño, pero, en este caso, les puedo aseverar que el tamaño no importa.

Al llegar le aseguro que encontrará, a los lejos, más de una embarcación pequeña surcando las aguas, en el más absoluto de los silencios. No es de extrañar, el Embalse de Ipizca, es conocido por ser el lugar perfecto para la captura de percas y pejerreyes. Como no es muy visitado por turistas foráneos, ni por aventureros locales, tiene una cantidad de peces que hacen que una tarde de pesca se convierta en una anécdota de éxito asegurada. No obstante, hay dos cosas a tener en cuenta, en Catamarca son muy estrictos con el cumplimiento de las notas para evitar la depredación y sobre todo de las fechas en las que está habilitada la actividad pesquera.

El espejo de agua tiene dos características que, a simple vista lo distinguen de cualquier lugar que haya conocido. La primera es que está emplazado en una garganta serrana de piedras que le dan el aspecto de una fortaleza inexpugnable. La segunda es que está a 1000 metros sobre el nivel del mar en un cordón serrano, lo que lo dotó d un clima enviadiable. El Dique Embalse Ipizca, no es sólo un atractivo para turistas y pescadores, se construyó a mediados del siglo pasado para llevar agua a Ancasti, Icaño y zonas adyacentes. Luego los aventureros locales lo convirtieron en la cuna de los deportes acuáticos de Catamarca.

Se halla emplazado 20 kilómetros al sur de Ancasti ya a 100 de la capital provincia. Se accede por las carreteras provinciales asfaltada Ruta Provincial Nº 2 y de tierra Ruta Provincial Nº 15. Si usted, como yo, se enamora del lugar, demasiado como para querer volver, no se preocupe. Hay unas confortables cabañas donde podrá pasar la noche.  

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados