Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Boca
Mauricio Macri con la camiseta de Boca.

BOCA JUNIORS

Esa mancha no se borra nunca más: ¿Qué dirá D’Onofrio? River-Boca y la chicana de Mauricio Macri con la B

El expresidente del club y de la Argentina le tiró una indirecta a su rival con el descenso de 2011.

El expresidente de la Nación Mauricio Macri disparó dardos venenosos contra River involucrando el momento más duro de su historia: el descenso. Rememoró el momento de River, aclarando su postura de que no se puede comparar con una derrota en una final de Copa Libertadores. La referencia obvia es para la escandalosa y desprolija final de 2018 que Conmebol permitió jugar después del ataque al micro de Boca el 24 de noviembre, llegando al Monumental.

“El éxito y el fracaso son dos palabras impostoras. Me sirvió entender mucho lo del éxito cuando ganaba mucho en Boca», comenzó el expresidente en charla con el periodista Jonathan Viale. Muchas veces, a lo largo de sus cuatro años de gobierno, evocó metáforas y su etapa al frente del club. Así le fue en la presidencia, con ambiciones, con victorias y con derrotas en todos los frentes.

«Siempre, siempre, siempre quiero revancha. Lo de Madrid va a ser un hito, así como la B para ustedes, jaja. La B no equilibra. Igual, te digo que soy el único hincha de Boca, que pedía que no se fuera a la B. Ese año que no estuvieron sufrí, decía ‘mirá si no vuelven nunca más’. Sin Boca, River se moría. Y al revés», reconoció sobre el imborrable momento que vivió River en junio de 2011.

También opinó de la escandalosa final de Madrid al ser consultado por Viale, de una procedencia más adepta a River: «Para mí fue doble tristeza porque Guillermo es como un hermano menor, igual que Palermo, Ibarra y toda esa camada con la que ganamos tantas cosas para alegría tuya, una infancia dura tuviste -le dijo a Viale-. Fue un momento único. El fútbol es una cosa única».

Ofrece reconciliación

«Nos tenemos que reconciliar en Argentina. Como Boca y River. Lo que hicimos con Ramón Díaz. Boca no existe sin River y River no existe sin Boca. Nada tendría sentido. Y eso hay que lograrlo, hay que lograr la reconciliación», apuntó. De todas maneras, en Boca caló hondo la desprolijidad de Conmebol para manejar el conflicto desatado después del ataque al micro. Y River, después de haber ganado una Copa de la que podría haber sido descalificado, no cesa su violencia.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados