Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Halloween

CELEBRITIES

Especial de Halloween: Las tragedias detrás de las películas malditas de Hollywood

!-- nota movil abajo titulo reponsive -->

Desde “Poltergeist” hasta “El Exorcista”, las coincidencias inquietantes, fallecimientos y eventos desafortunados que las convirtieron en leyenda.

Algunos grandes éxitos de Hollywood se han ganado el rótulo de «películas malditas» por varias alineaciones desafortunadas en su contra. Coincidencias realmente inquietantes, números masivos de fallecimientos o simplemente eventos desafortunados alrededor de los proyectos, han conseguido que sus historias trascendieran la gran pantalla. En esta edición de Halloween repasos los títulos más emblemáticos y sus tragedias.

El Exorcista (1973) – William Friedkin

«El Exorcista» de 1973, estuvo plagada de problemas y sucesos sin explicación durante su rodaje. Uno de ellos es que durante la producción se incendiaron varios sets, menos la habitación de Reagan. Esto retrasó la producción por varias semanas. Pero además falleció muchísima gente relacionada en mayor o menor medida con el título. En total se cree que fueron 9 entre miembros del elenco/técnicos y allegados.

Además hubo una serie de accidentes en el set. La protagonista, Linda Blair se quebró parte de la columna por el mecanismo ese que la hacía levantarse de la cama. A esto se le ha sumado una serie de rumores que indicaban que las cintas se borraban solas, como también que ruidos y voces estremecedoras se filtraban por los micrófonos. Tras todos estos incidentes, su director William Friedkin, ordenó llevar un sacerdote real para bendecir y limpiar el ambiente.

Poltergeist (1982) – Tobe Hopper

«Poltergeist» es un clásico del género dirigido por Tobe Hooper a partir de una idea de Steven Spielberg. Su primera entrega en 1982 fue todo un suceso que dio a lugar a dos secuelas. Sin embargo, con el correr de los años la tragedia envolvió a la saga, convirtiéndola en una saga de películas malditas por excelencia. En este caso la cantidad de desgracias entorno al título se extendió a través de las diferentes entregas.

La primera fue la muerte de la actriz Dominique Dunne que interpretaba a la hermana mayor de la familia. El joven talento fue estrangulada por su ex pareja John Sweeney. Si bien no murió inmediatamente, cayó en un coma del que jamás despertó, falleciendo posteriormente el 4 de noviembre de 1982. Sin embargo las muertes estuvieron lejos de acabar.

En la segunda película aparecían dos nuevos personajes, un reverendo y un brujo. Ambos fallecieron a poco de terminar la grabación. Pero el momento cumbre, fue cuando la pequeña protagonista, Heather O´Rourke, que interpretaba a Carol Ann, falleció a los doce años a poco tiempo de estrenar la tercera entrega. La actriz había sido erróneamente enfermedad de Crohn el año anterior.

Pero lo que en realidad sufría O´Rourke era de estenosis aguda y terminó por sufrir un shock séptico. Entre toda la seguidilla de decesos también hay lugar para otro tipo de fenómenos. Oliver Robins quien interpretó al hermano de la protagonista también la pasó muy mal en la escena en la que es atacado por el payaso. Se dice que el actor casi murió asfixiado por la falla de uno de los brazos mecánicos del muñeco.

La actriz JoBeth Williams quien interpretó a la matriarca de la familia, aseguró que cuando volvía a casa de noche tras rodar el film, todos sus cuadros estaban inclinados sin razón aparente. La estrella fue la que le echó la culpa de la «Maldición de Poltergeist» al uso de los cadáveres reales en la pileta en construcción. Según Williams, esto fue una falta de respeto al mundo de los muertos.

La profecía (1976) – Richard Donner

El último título en recibir el rótulo maldito para esta edición de Halloween es «La Profecía» de Richard Donner. El clásico del cine de terror tampoco logró escapar de los infortunios. Una de las leyendas cuenta que durante el rodaje, el avión en el que viajaba el actor Gregory Peck fue alcanzado por un rayo. Tiempo después lo mismo ocurrió con la aeronave del guionista.

Sin embargo, el evento que más trascendió fue cuando después del estreno comercial, John Richardson, supervisor de los Efectos Visuales, y su asistente Liz Moore, tuvieron un serio accidente. En él, la mujer murió decapitada por un vidrio, tal y como ocurre en una de las escenas del filme. ¿Lo peor? Cerca del accidente se encontró un letrero vial que decía: «Ommen: 66.6 km.”

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados