Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
River

RIVER PLATE

¡Golazo! El excampeón con River que amargó a Mourinho en un clásico agónico que quedará para la historia

De un tres a cero a los 16 minutos del primer tiempo, a culminar de manera agónica el clásico de Londres para el asombro de Mourinho.

Tottenham derrotaba a West Ham por tres a cero en tan sólo 15 minutos de partido con un doblete de Harry Kane y un tanto del enorme coreano Son. El encuentro pintaba para una nueva goleada del equipo de José Mourinho, como la que le propinó al Manchester United por sei a uno. Pero apareció el exjugador de River, Manuel Lanzini, de tremenda calidad para desactivar una bomba en el ángulo de Lloris que le dio el empate al visitante en el minuto 94.

El equipo de Mou se floreaba, Son y Kane estaban imparables y la pelota era toda blanca en una tarde noche londinense que pintaba desastroza para West Ham. Pero en el fútbol nunca se pueden dar los partidos por ganados, y menos en la Premier League, que sorprende hasta el final. Mourinho metió a Gareth Bale que volvió a vestir la camiseta de los Spurs tras siete años.

El galés ex Real Madrid ingresó a los 26 minutos de la segunda etapa para florearse, agarrar ritmo y volver a ser el jugador que ganó cuatro Champions League en cinco años. Sin embargo, el debut fue una pesadilla. Faltando tan solo nueve minutos para el final del encuentro, que ya estaba prácticamente liquidado, el paraguayo Fabián Balbuena descontó para los visitantes.

Lo empató desde el banco

A Tottenham le empezó a entrar el pánico cuando el defensor colombiano Davinson Sánchez se metió un cabezazo tremendo en propia puerta. El partido estaba tres a dos y West Ham en alza con las variantes que llegaron desde el banco. Yarmolenko y Lanzini, increíblemente suplentes, entraron faltando diez minutos y cambiaron el rumbo del encuentro, con sus muy buenas apariciones.

Bale hizo una jugada descomunal en el tres a dos que pudo haber liquidado el encuentro, pero su remate se fue al lado del palo. Y a los 49 minutos llegó el momento fatal. La pelota le quedó a Manuel Lanzini, a 10 metros de la medialuna, bastante lejos del arco. Pero Manu soltó la pierna derecha, y con un remate impresionante clavó la pelota en el ángulo para darle un empate agónico e histórico al West Ham en el clásico de Londres.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados