Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Mono de Kapanga
Mono de Kapanga

ESPECTÁCULO

¡Increíble! El Mono de Kapanga habló del extraño ritual que hizo para superar las adicciones

El cantante dejó a todos boquiabiertos en su visita a «PH Podemos hablar».

Horas atrás, la cuarta temporada de «PH Podemos hablar«, conducido por Andy Kusnetzoff, tuvo un nuevo programa al aire. La cena contó con invitados de lujo: la actriz Esmeralda Mitre, el vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli; el músico Bahiano, la conductora Panam y el artista Martín Fábio, mejor conocido como El Mono de Kapanga. En uno de los fragmentos del ciclo, el participante de «MasterChef Celebrity» sorprendió a todos cómo dejó las adicciones.

Antes de comenzar con su relato, el Mono confesó que, en una de las etapas más oscuras de su vida, consumía alcohol, cocaína y sufría de ludopatía. No obstante, gracias a un «ritual umbanda», el cantante pudo superar todos sus problemas. Asimismo, dejó a todos boquiabiertos al asegurar que hace 27 años, seis meses y doce días no consume bebidas alcohólicas y drogas.

Tras ese prólogo, el Mono de Kapanga comenzó con su relato. «Me acompañó mi papá y me encontré en una situación que no me había imaginado. En un momento el pai, que se llamaba Luis y era un conocido mío, se fue y volvió incorporado por una entidad. Esa religión trabaja con almas perdidas y los pai prestan su cuerpo para que se rediman, porque hicieron cosas picantes en su vida», expresó.

Sin escatimar en sus palabras, el artista agregó: «Terminó el ritual y el pai me dijo ‘bueno, te vas a quedar a dormir hasta mañana acá’ y le dijo a mi papá que se fuera y me volviera a buscar a la mañana. Dormí ocho horas seguidas. Yo había quedado como en la película Carrie, cuando le cae todo un balde de sangre en la cabeza».

Tras ese ritual, el Mono de Kapanga dejó de consumir estupefacientes y bebidas alcohólicas, algo que lo dejó muy sorprendido. «Cuando me desperté no tenía ni una gota de sangre. Solo tenía sangre en los pelitos de los brazos y entonces me saqué un turbante que me habían puesto. El pai me dijo ‘¿te duele?’ y es porque me habían puesto los piquitos de las palomas que es por donde entró la energía, la espiritualidad y la sangre», manifestó al respecto.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados