Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

MUNDO

La opositora Asamblea Nacional de Venezuela aprobó una «consulta popular» para posponer las elecciones legislativas

La oposición venezolana, la Unión Europea y los Estados Unidos ya anunciaron que, si no hay un corrimiento de las fechas estipuladas para diciembre, calificarán a los comicios como un fraude.

La mayoría opositora del Parlamento de Venezuela aprobó ayer por la noche el proyecto para convocar a una «consulta popular» sobre el postergamiento de las elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre. En caso de que los comicios se lleven adelante tal y como están, los principales partidos opositores ya anunciaron que los boicotearán, ya que los califican como un «fraude«.

«Presentamos una alternativa (…), convocar una consulta popular que permita que el país se exprese», dijo en Twitter el jefe parlamentario Juan Guaidó. Como informó la agencia AFP, el líder opositor es reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países, encabezados por Estados Unidos.

En una sesión vía videoconferencia, la unicameral Asamblea Nacional votó a favor de dos preguntas a los votantes a manera de plebiscito, consultando en la primera su apoyo a «todos los mecanismos de presión nacional e internacional» en pro de «elecciones presidenciales y parlamentarias libres» y en la segunda su rechazo a las votaciones para renovar el único poder controlado por la oposición. No se precisa cuál sería el mecanismo para materializar esta iniciativa sin participación del Consejo Nacional Electoral (CNE), que la oposición considera está al servicio del chavismo.

La consulta, que no sería vinculante debido al control institucional del gobernante socialista Nicolás Maduro, «debe permitir la participación de todos los venezolanos aptos para votar en cualquier parte del mundo», según el acuerdo. Guaidó pidió la «unión» opositora alrededor de la propuesta, que busca elevar la presión contra Maduro en medio de protestas por fallas en servicios básicos durante la pandemia del nuevo coronavirus.

«La consulta surge con el objetivo de enfrentar el fraude de diciembre y poner al pueblo a opinar qué tipo de elección quiere y cuándo y cómo quiere una elección, que a nuestro juicio debe ser presidencial y parlamentaria», comentó a la AFP el legislador Luis Stefanelli. «No es la panacea», pero busca dejar «claro» la «no legitimidad de la farsa electoral» del 6 de diciembre, expresó el diputado Juan Pablo Guanipa durante la sesión.

Sectores mayoritarios de la oposición anunciaron un boicot a las votaciones parlamentarias, después de que nuevas autoridades del CNE fueran nombradas por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), de línea oficialista, una potestad del Parlamento. El TSJ considera nulas todas las decisiones de la cámara, tras declararla en «desacato» poco después de que la oposición ganara las elecciones de 2015. Ya Estados Unidos ha dicho que desconocerá las legislativas y la Unión Europea pidió posponerlas, escenario descartado este jueves por el gobierno de Maduro, que tildó de «inadmisible» el pedido del bloque.

No es la primera vez que la oposición convoca una consulta popular sin la participación de autoridades. Concretó una en julio de 2017, en medio de meses de protestas antigubernamentales, y aseguró haber reunido 7,6 millones de votos contra la convocatoria a una Asamblea Constituyente en este país de 30 millones de habitantes. Sin embargo, la Constituyente propuesta por Maduro salió adelante y en la práctica terminó tomando las funciones del Parlamento.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados