Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Nacho Fernández
Nacho Fernández

DEPORTES

La revancha de la revancha: River y un recuerdo muy especial ante Boca post consagración en Madrid

Un nuevo aniversario, un nuevo recuerdo sobre una victoria que le generó algunos problemas a Boca.

La obtención de la Copa Libertadores del 2018, en un escenario totalmente ajeno a lo que es el certamen y la Argentina, se transformó en el momento más importante en la historia de River. Nadie imaginó que al poco tiempo de semejante hecho se iba a producir otro cruce y otra vez en una instancia decisiva. La historia de los Superclásicos tenía preparado un nuevo episodio antes de que se cumpla un año de aquella consagración.

La noche del primero de octubre del 2019, el estadio Monumental se vistió con sus mejores banderas, y volvió a recibir a River en un duelo importante por un certamen internacional. Nuevamente el rival era Boca. De esta forma se volvía a repetir la semifinal que se había jugado en el año 2004. Aunque con una leve diferencia, las localías estaban invertidas. Dado que el conjunto de La Ribera fue quien definió de visitante.

Si hay algo que no falta en este tipo de encuentros son las polémicas. Y aquí no fue la excepción. Dado que a los 4 minutos de juego, Santos Borré cae dentro del área y el árbitro Raphael Claus decide que no fue falta. Pero desde el VAR le piden que se acerque al monitor que estaba a un costado para que revea su decisión. Ante la atenta mirada de 80 mil almas, el referí cambió de opinión y cobró penal.

El atacante colombiano sufrió la falta, el se hizo cargo y estableció el 1-0 a favor del Más Grande. Por lo tanto River comenzó golpeando primero, y mostrando cuál iba a ser su intención a lo largo de los 90 minutos. No obstante a la noche le faltaba algo. Y eso era una jugada, una que permitiera evidenciar el gran presente futbolístico que estaban atravesando los dirigidos por Marcelo Gallardo. ¿Qué pasó? Otra vez la ideología deportiva de la institución se hizo presente.

Cerca de los 70 minutos de juego, Gonzalo Montiel proyecta el balón hacia Nacho Fernández y este junto a Matías Suárez construyen dos paredes. En consecuencia, la defensa de Boca quedó destruida en una simple colección de pases. Y asi el Más Grande lograba poner el 2-0 en el marcador. Una superioridad que pudo haber dado como fruto otro gol más pero el destino no quiso. Días después se jugó la revancha. El resultado es conocido, los de Gallardo a la final y los rivales se quedaron en casa.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados