Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Papa Francisco

MUNDO

Las palabras del Papa Francisco a favor de los homosexuales alegran a turistas y peregrinos

«Francisco es un papa revolucionario, está en contacto con el mundo moderno», afirmó una de las visitantes.

Las declaraciones del Papa Francisco a favor de los homosexuales fueron bien recibidas por los pocos turistas y peregrinos presentes en la jornada de hoy en la Plaza de San Pedro en el Vaticano. De todos medos, algunos obispos ya avisaron que temen que esas uniones amenacen al matrimonio tradicional.

«Ha sido muy valiente como papa, muy positivo», aseguró a la AFP Mikael Miodrag, de 21 años, y su novio André Amaral, de 23, una pareja franco-brasileña. Los dos esperan un cambio de mentalidad entre los católicos gracias a la apertura del papa hacia los homosexuales. «Hasta los católicos más conservadores pueden tener una visión más abierta sobre la homosexualidad», agregó André. 

En un documental, con el título «Francesco», presentado el miércoles en la Fiesta del Cine de Roma, el papa defendió el derecho de las parejas homosexuales, «hijos de Dios», a vivir en el seno de una unión civil que les proteja legalmente. «Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil, tienen derecho a estar cubiertos legalmente», explica el papa hablando en español en el documental realizado por el estadounidense de origen ruso Evgeny Afineevsky.

«Un papa en contacto con el mundo moderno»

La frase dio la vuelta al mundo, aunque muchos expertos recuerdan que no se trata de un cambio de la doctrina de la iglesia católica, sino de defender que todas las personas cuenten con derechos por igual. El jubilado italiano Graziano Pacenza, de 74 años, reconoció que la posición del papa le sorprendió, por lo que no descarta una revolución en el mundo católico. «No me esperaba esa declaración. Ahora hay que ver los próximos pasos, ojalá un lugar en la liturgia para las mujeres», comentó. 

La declaración de Francisco supone un gran avance con respecto a la posición conservadora del papa Benedicto XVI, quien se opuso al reconocimiento jurídico de las uniones homosexuales. «Francisco es un papa revolucionario, está en contacto con el mundo moderno. No ataco a Benedicto XVI, fue muy estricto, pero era otra época», sostiene Maria Mazzoli, católica, de 49 años. 

Los comentarios del papa abrieron de nuevo el debate, pero también suscitaron inquietud a algunos sectores de la Iglesia, preocupados por la posibilidad de que esas uniones amenacen el matrimonio tradicional, formado por un hombre y una mujer. «Las declaraciones del papa de ninguna manera afectan la doctrina», explicó el religioso Antonio Spadaro, un sacerdote jesuita muy cercano a Francisco, en el canal oficial de la conferencia episcopal italiana.

«Considero que el papa es el jefe de la Iglesia Católica, para la cual la pareja debe estar casada. Ahora veo que ha cambiado de opinión sobre el tema y que aprecia y acepta a las parejas que viven el ‘amor libre'», lamenta con tono molesto Maggy Pina, originaria de la República Dominicana.

«Yo estoy de acuerdo con el papa, porque incluso los que tienen una sexualidad diferente son seres humanos y deben ser protegidos. Pero eso sí no estoy de acuerdo con la adopción de niños, creo que la familia es sagrada, formada por un padre, una madre e hijo», resumió Annamaria Pasquadibisceglie, 57 años, nutricionista y católica observante al pedir un límite al cambio.

Desde su elección en 2013, el Papa Francisco ha adoptado un tono más tolerante hacia los homosexuales, sobre todo después de que lanzó su famosa frase «¿Quién soy yo para juzgar?» y haber recibido en varias ocasiones en el Vaticano a parejas homosexuales, provocando la ira del ala más conservadora de la Iglesia.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados