Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
París

MUNDO

Los fieles de la mezquita cerrada en París se sienten «castigados»

El gobierno francés consideró a la Gran Mezquita de Pantin como un refugio del islamismo radical.

El cierre de la mezquita de Pantin estipulado para hoy en el noreste de París fue considerado como un «castigo» por los fieles, en su mayoría «moderados». El gobierno tomó la decisión debido a que la consideraba como un refugio del «islamismo radical» y el centro de difusión de mensajes «susceptibles de haber facilitado» el asesinato del profesor Samuel Paty.

Como indicó la agencia AFP, el lugar de culto frecuentado por unos 1.300 fieles permanecerá cerrado por un periodo de seis meses por orden del prefecto del departamento. Las autoridades reprochan a sus responsables de haber compartido en su página de Facebook, el 9 de octubre, un vídeo mostrando al padre de una alumna de un instituto de Conflans-Sainte-Honorine indignado por un curso sobre la libertad de expresión que había impartido el 5 de octubre Samuel Paty.

El 16 de octubre, el profesor de historia y geografía fue decapitado por un joven de 18 de origen ruso checheno cuando caminaba por los alrededores del centro. La orden del prefecto considera que la Gran Mezquita de Pantin, que el 9 de octubre colgó en su página Facebook un video contra Paty, difundió «mensajes que suscitaban el odio y la violencia y susceptibles de contribuir a cometer actos de terrorismo».

«Monumental estupidez»

Su director, M’hammed Henniche, reconoció el lunes que se trató de una «torpeza». «No apruebo la primera parte (del vídeo) en el que (el padre de la alumna) habla de las caricaturas, pero la segunda parte, cuando los musulmanes fueron señalados en la clase» dio «miedo» a muchos musulmanes, temiendo «el inicio de una nueva discriminación», explicó Henniche, también secretario general de la Unión de Asociaciones Musulmanas del departamento.

Esta decisión de cerrar el templo ha suscitado la incomprensión de los fieles que acuden a la mezquita. «Estoy en contra de lo que le pasó al profesor, pero cerrar la mezquita es una pena. El islam está en contra de todo tipo de violencia» lamenta Nadia, de 46 años, que frecuenta el templo desde hace un año. «Un error cometido por una persona (compartir el vídeo) afecta a todos los fieles», lamenta Moussa, profesor de deportes de 30 años. «Con este cierre, considero que se nos castiga», agrega.

Henniche «hizo una estupidez monumental que yo condeno», estima Bertrand Kern, alcalde socialista de Pantin, que teme no obstante que «arroje el oprobio sobre todos los fieles» pese a que la «inmensa mayoría» son «moderados». El cierre temporal de la mezquita se inscribe en la contraofensiva emprendida por el ministerio del Interior, que ha prometido una «guerra contra los enemigos de la República».

Imán polémico

Esta decisión tiene en cuenta también los «vínculos con el salafismo» de la mezquita, frecuentada por «personas implicadas en el movimiento yihadista» y la personalidad oscura de un imán, Ibrahim Doucouré, según la decisión de la autoridad. Doucouré, «implicado en el movimiento islamista radical» de la región parisina y formado durante dos años en un «instituto fundamentalista» en Yemen, según la orden de cierre, también ha escolarizado a tres de sus hijos en una escuela clandestina en Bobigny, cerca de Pantin.

Esta escuela, dirigida por la asociación «Aprender y comprender», fue cerrada el 8 de octubre por la prefectura del departamento, que denunció un funcionamiento «fuera de la ley y de los principios republicanos». «No se me ha comunicado ningún elemento que permita decir que esta mezquita está controlada por el islamismo», dice Kern, aunque reconoce que «un imán (Doucouré) genera problemas».

Sin embargo, numerosos fieles jóvenes, en diálogo con la AFP, hablan muy bien de este imán. Es «tranquilo» y «todo lo que sale de su boca es compasivo», aseguran. Pero otros de más edad no describen al mismo hombre en forma diferente. «No me gusta esto, hay ‘islamistas’ pero no puedo decir nada, tendría un problema», dice un hombre que prefiere permanecer en el anonimato.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados