Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Europa

MUNDO

Media Europa blindada contra la segunda ola de coronavirus

República Checa, Italia, Irlanda, Alemania, Francia, España son algunos de los países que debieron tomar medidas restrictivas.

Las restricciones para frenar el aumento de contagios de coronavirus se multiplican en Europa. En los últimos días se agregó un confinamiento parcial en la República Checa, dos regiones italianas decretaron toque de queda, Irlanda volvió a la cuarentena y Alemania registró un nuevo récord de casos.

Como señaló AFP, la esperanza de una vacuna eficaz se ha visto socavada por la muerte en Brasil de un voluntario que participaba en las pruebas de la vacuna elaborada por la Universidad de Oxford contra el covid-19, anunciaron fuentes oficiales el miércoles. Se trata de la primera muerte de un voluntario que participaba en las pruebas de uno de los numerosos ensayos clínicos que se realizan en el mundo.

Pero Oxford aseguró que la fase 3 de los test de esta vacuna que está siendo desarrollada con el laboratorio AstraZeneca van a proseguir, tras la conclusión de un comité independiente de que no acarrea riesgos para la salud de los voluntarios. El brasileño fallecido, que según varios medios era un médico de 28 años, estaba en primera línea del combate a la epidemia y habría muerto por las complicaciones relacionadas con el covid-19. Tras graduarse en la facultad de Medicina el año pasado, el joven médico trabajaba en dos hospitales de Rio de Janeiro. Unos 20.000 voluntarios participan en los ensayos de la vacuna, entre ellos 8.000 en Brasil.

Ante la segunda ola del virus, Europa se cierra cada vez más, como la República Checa donde el gobierno limitó los desplazamientos de personas y decretó el cierre de comercios -con excepción de las tiendas de alimentos y las farmacias- y servicios para frenar la propagación del virus, a partir de este jueves y hasta el 3 de noviembre.

«El gobierno va (…) a limitar los desplazamientos y los contactos con otras personas (…) con excepción de las salidas para ir a trabajar, las compras y las visitas al médico», dijo el miércoles en Twitter el ministro de Salud, Roman Prymula, epidemiólogo de profesión. El martes, los checos contabilizaban de lejos el mayor número de nuevos casos y de muertes por 100.000 habitantes registrados en las dos semanas anteriores.

Toque de queda en Lombardía y Campania

En Lombardía (norte) de Italia entra en vigor este jueves un toque de queda desde las 23 a las 05 durante las próximas tres semanas y en Campania (sur) donde se sitúa la ciudad de Nápoles, el presidente de la región, Vincenzo De Luca, anunció la prohibición de salir de casa a partir del viernes a partir de las 23, aunque no precisó a qué hora termina ni la duración de esta medida.

Italia registra desde el viernes un fuerte aumento de casos de covid-19, con más de 10.000 infectados por día. Lombardía, donde se ubica Milán, es la más afectada, como lo fue al principio de la pandemia, en febrero y marzo. La situación se agrava también en Alemania, donde por primera vez desde el inicio de la pandemia se han registrado más de 10.000 casos en 24 horas (11.287), un récord, según datos oficiales publicados el jueves. El viernes pasado eran 7.830 los nuevos casos.

En Irlanda, las medidas más duras entraron en vigor en la noche del jueves con un nuevo confinamiento. Con la esperanza de «celebrar Navidad correctamente», según el primer ministro Micheal Martin, los irlandeses tendrán que quedarse en casa durante seis semanas, aunque las escuelas permanecerán abiertas. Los comercios no esenciales cerrarán y los irlandeses solo podrán salir a hacer deporte en un radio de cinco kilómetros.

La situación sigue agravándose también en España, el primer país de la UE y el sexto del mundo que ha superado el millón de contagios. Ante el recrudecimiento de los contagios, las autoridades españolas han impuesto nuevas restricciones, con el cierre parcial de una decena de ciudades y algunas regiones.

Polonia quiere endurecer las restricciones

La pandemia ya ha causado al menos 1.126.465 muertos en el mundo desde finales de diciembre, de ellos, 254.300 en Europa, según un balance establecido por la AFP el miércoles. Asimismo, los infectados acumulados diagnosticados rozan los 41 millones. Estados Unidos es el país más golpeado tanto por el número de casos como de muertos, con 221.930 fallecidos, seguido de Brasil (155.403 muertos), India (115.914), México (86.993) y Reino Unido (43.967).

Polonia también baraja endurecer las medidas, según su primer ministro, que ha declarado que desea ampliar las restricciones que entraron en vigor la semana pasada en cerca de la mitad del territorio, declarado «zona roja», ante el aumento de casos. «Voy a recomendar a partir del sábado, que toda Polonia sea considerada ‘zona roja'», declaró Mateusz Morawiecki a la cadena privada Polsat TV, poco antes de una reunión de crisis que debe decidir las medidas.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados