Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Andy Kusnetzoff
Andy Kusnetzoff.

ESPECTÁCULO

«No, pará. Vamos a ordenar»: Andy Kusnetzoff detuvo en seco a un invitado tras una impactante confesión

El conductor no pudo evitar sorprenderse.

Andy Kusnetzoff y Juana Viale se batieron a duelo en una competencia candente esta noche con dos cenas llamativas pero enfocadas en temáticas distintas. Mientras la nieta de Mirtha Legrand tuvo una mesa política destinada a cuestionar la labor del Gobierno actual, desde Telefe apostaron al entretenimiento puro y duro con anécdotas de los presentes en «PH, podemos hablar».

Como cada sábado, el conductor contó con la presencia de una de las figuras de «MasterChef Celebrity». El Turco García se robó el show en el punto de encuentro por su particular sus ocurrencias y mascotas peculiares. Sin pronosticar lo que estaba por venir, Andy le dio una indicación a los famosos: «Avancen al punto de encuentro los que tienen o tuvieron una relación especial con una mascota».

El exfutbolista fue el primero en tomar la palabra y contó su historia: «Yo he dormido con una bicha. Yo tenía una bicha que medía 1.70, una pitón bola. Te digo la verdad, encantando de tenerla. Era una boa constrictora. Después la llevé a un serpentario porque creció mucho. La tenía en una pecera grande con troncos, luces y le daba de comer pollitos bebé».

Flavio Mendoza fue el primero que se animó a comentar y fue totalmente honesto sobre sus sensaciones: «Ay no, qué horror. Ya me c*gaste la vida». Asombrado, Andy intentó indagar más y preguntó: «¿Cómo llegaste a tenerla de mascota?». «Tuve un puma también», replicó el Turco impactando a todos. Divertido por la predisposición del famoso, el conductor le puso un alto: «No, pará. Vamos a ordenar. El Turco tuvo un momento difícil en su vida. ¿La compraste o te la regalaron?»

«La compré en Flores en una galería», aclaró el concursante del programa de cocina. Pero eso no fue todo, también tuvo un percance notorio con el reptil y y también lo expuso sin mayores inconvenientes: «Un día se perdió y estaba en el motor del jacuzzi. Agarré con un ratoncito y… Afuera el departamento puse ‘se me escapó la serpiente’, la gente estaba en cuarentena pobre, tenían miedo».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados