Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Turquía

MUNDO

«No vamos a pedir permiso a Estados Unidos»: Turquía rechaza las críticas sobre los misiles S-400

El Pentágono condenó la primera prueba de un sistema de defensa aérea S-400 de fabricación rusa.

El presidente turco,  Recep Tayyip Erdogan, confirmó este viernes que ha estado efectuando ensayos del sistema ruso de defensa S-400 y rechazó las críticas estadounidenses al respecto. «Los ensayos se han hecho y se seguirán haciendo», reveló el mandatario.  Por lo cual, Turquía desestimó el sábado los cuestionamientos de Estados Unidos acerca de los controvertidos sistemas de defensa rusos y su incompatibilidad con los compromisos de Ankara con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

De acuerdo a fuentes informativas de la agencia AFP, el Pentágono condenó enérgicamente el viernes la primera prueba de un sistema de defensa aérea S-400 de fabricación rusa. «Hemos sido claros e inquebrantables en nuestra posición: un sistema operativo S-400 no es consistente con los compromisos de Turquía como aliado de Estados Unidos y la OTAN«, dijo el portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman. 

«Mientras hemos luchado ininterrumpidamente en una amplia geografía contra diferentes riesgos y amenazas a pesar de la pandemia, afirmar que Turquía… está actuando en contra de sus compromisos con la OTAN no es coherente», afirmó el portavoz del Ministerio de Defensa turco, Sebnem Aktop, en un comunicado. «El objetivo de Turquía no es molestar a nadie, sino garantizar la seguridad de su pueblo», manifestó.

La prueba del S-400 se produjo a pesar de las repetidas advertencias de sanciones por parte del Departamento de Estado de los Estados Unidos si se activaba el sistema. En este sentido, el presidente Erdogan confirmó el viernes el ensayo del primer sistema de defensa S-400 y realizó una contundente declaración: «No vamos a pedir permiso a Estados Unidos».

Aktop dijo que las pruebas eran parte de un «proceso natural» y aseguró que Turquía usará el sistema S-400 sin integrarse a ningún sistema de control de comando de la OTAN, al igual que otros miembros que tienen S-300. Como contraparte, Ankara arremetió contra Estados Unidos por no vender sus baterías de defensa antimisiles American Patriot, por lo que tiene que recurrir a Rusia para asegurar sus necesidades de seguridad.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados