Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Palestina

MUNDO

Para el movimiento islamista palestino Hamás, la normalización de las relaciones entre Israel y Sudán es un «pecado político»

Estos nuevos acuerdos perjudican tanto al pueblo de Palestina como al interés nacional sudanés, según el portavoz Hazem Qasem.

«Se trata de un pecado político que perjudica al pueblo palestino y a su justa causa, perjudica también el interés nacional de Sudán (…) y solo beneficia a [Benjamin] Netanyahu», el primer ministro israelí, declaró Hazem Qasem, portavoz oficial de Hamás, el movimiento en el poder en la Franja de Gaza, sobre las nuevas relaciones entre Israel y Sudán, anunciadas por el presidente estadounidense Donald Trump este viernes.

Por el contrario, la interpretación del ministro Israelí, Benjamin Netanyahu, contradice a las declaraciones del portavoz del movimiento Hamás, quien en una declaración en hebreo, trasmitida por sus servicios de prensa a la agencia AFP, afirmó: «¡Qué formidable cambio! Hoy Jartum dice sí a la paz con Israel, sí al reconocimiento de Israel y a la normalización con Israel»

La declaración de Trump viene de la mano con el anuncio de la televisión estatal de Sudán, que este viernes confirmó estos nuevos acuerdos entre ambos países y afirmó: «Sudán e Israel acordaron normalizar sus relaciones, poner fin al estado de agresión entre ellos». Estos acercamientos diplomáticos deberían poner fin a décadas de hostilidades entre ambas partes.

Los nuevos acuerdos se llevaron a cabo a través de una llamada telefónica en la Casa Blanca entre Donald Trump, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu y su homólogo de Sudán, Abdalá Hamdok, la cual pudo ser presenciada por periodistas. Luego, el portavoz del ejecutivo estadounidense, Judd Deere, dijo: «Sudán e Israel acordaron la normalización de las relaciones, otro paso importante hacia la construcción de la paz en el medio oriente con otra nación que suma a los Acuerdos de Abraham».

El anuncio de Trump fue cuatro días después de que anunciara la intención de sacar a Sudán de la lista de estados que apoyan el terrorismo a cambio de que Sudán indemnice a las familias víctimas de los ataques terroristas del grupo Al Qaeda (que fueron vinculados al país sudanés porque sus bases estaban allí) en Kenia y Tanzania en 1998, que dejaron 200 muertos.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados