Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
París

MUNDO

París dispone un toque de queda nocturno y Europa se prepara para lo peor

En la capital y otras grandes ciudades de Francia no se podrá salir entre las 21 y las 06. Habrá multas por incumplimiento de 135 euros.

El gobierno nacional de Francia decretó ayer un toque de queda nocturno en París y las principales ciudades del país a partir del fin de semana, siempre con el objetivo de frenar la creciente circulación del coronavirus. Con esta lógica, todo Europa que se prepara para la llegada de lo peor.

Como señaló AFP, en Francia ya se han registrado cerca de 33.000 muertos por coronavirus y más de 790.000 contagios. Actualmente hay 1.633 personas en cuidados intensivos y con asistencia respiratoria por covid-19 y la capacidad nacional es de 5.000 camas.  En este contexto, a partir de las 00 del sábado y al menos durante un mes, los habitantes de París y otras ocho ciudades no podrán salir de casa entre las 21 y las 06 locales salvo por motivos de salud o profesionales, bajo pena de una multa de 135 euros (158 dólares).

Casi 20 millones de personas se verán afectadas por estas nuevas medidas, que buscan frenar el avance del nuevo coronavirus. «El toque de queda durará cuatro semanas e iremos al Parlamento para extenderlo hasta el 1 de diciembre. Seis semanas es el tiempo que creemos útil», dijo el presidente Emmanuel Macron en una entrevista televisiva. «Debemos actuar» ya que «la situación es preocupante», dijo el jefe de Estado francés.

La pandemia ha provocado al menos 1,08 millones de muertos en el mundo y 38,3 millones de contagios. En Europa hay más de 245.000 fallecidos y 6,8 millones de casos. Es la región del planeta donde la epidemia avanzó más durante la semana pasada, datos que probablemente se repitan en la semana en curso.

Niños intoxicados en España

En Alemania también se anuncian cambios. La canciller, Angela Merkel, anunció nuevas restricciones tras haber registrado la cifra récord de 6.638 casos en las últimas 24 horas. «Estoy convencida de que lo que hagamos ahora determinará la manera en la que superaremos esta pandemia», declaró Merkel.

En las regiones donde se confirmen más de 35 nuevos casos por cada 100.000 habitantes en siete días se limitará el aforo a actos privados y se impondrá el uso de mascarilla cuando no se puedan mantener las distancias o la gente tenga que compartir espacio durante cierto tiempo. Además, si se superan los 50 nuevos casos por cada 100.000 habitantes, se impondrán reglas más estrictas, como el cierre de restaurantes a las 23. 

En Reino Unido, Irlanda del Norte endureció también sus medidas, como el cierre de pubs y restaurantes y la prohibición de venta de alcohol en comercios a partir de las 20, tras registrar 6.286 nuevos casos en los últimos siete días. Del otro lado de la frontera, en Irlanda, los ciudadanos no podrán realizar visitas en casa y en las regiones fronterizas con Irlanda del Norte se decretarán nuevas restricciones, anunció el miércoles el primer ministro, Michael Martin.

En España, la región de Cataluña decidió clausurar todos sus bares y restaurantes durante 15 días, para intentar evitar un «confinamiento total». Esas medidas llegan tras las fuertes restricciones de movimiento en Madrid que impuso el gobierno central. Y aunque los niños prácticamente no se ven afectados directamente por el covid-19, son víctimas indirectas de la pandemia. En lo que va de año las autoridades españolas han detectado 874 intoxicaciones de menores por ingestión accidental del gel hidroalcohólico para desinfectarse.

Como señaló El Intransigente, en el Vaticano, el Papa Francisco evitó el miércoles el contacto con los fieles. «Perdonadme si os saludo desde lejos, pero pienso que si todos nosotros, como buenos ciudadanos, respetamos las directrices de las autoridades, esto contribuirá a poner fin a esta pandemia», declaró el papa al final de su audiencia general.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados