Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Hernán Drago y Guido Kaczka
Hernán Drago y Guido Kaczka

ESPECTÁCULO

«Pensé que me nombraba»: el desplante de Hernán Drago a Guido Kaczka en vivo

El modelo no lo dejó bien parado al conductor antes de competir contra Nico Occhiato.

De la misma manera que Iván De Pineda, Horacio Cabak o Christian Sancho, Hernán Drago empezó una carrera como modelo pero se volvió aún más popular cuando comenzó a trabajar en televisión. Actualmente, el panelista de Pampita Online se presenta como invitado frecuente en «Bienvenidos a Bordo«, el programa de entretenimiento de Guido Kaczka.

El conductor propuso una pequeña consigna antes de que Drago se enfrente a Nico Occhiato en el juego de la tuerca. Cada uno tenía que mencionar qué famosos son sus amigos. «Flor Jazmín Peña, Juan Marconi, Juan Pérsico, vos Guido…, Graciela Alfano» fue lo que mencionó el joven animador. Mientras que el modelo rescató a Verónica Varano, Alejandro Fantino, Mariano Martínez, Rocío y Rodrigo Guirao Díaz, Ingrid Grudke, Christian Sancho.

Pero en el medio del racconto de parte de Hernán, lo cierto es que el animador del ciclo le reprochó por abajo y se escuchó un «Pensé que me nombraba…» que no pasó desapercibido. Lo cierto es que el juego finalizó con el olvido de Occhiato de mencionar a Flor Vigna, quien fuera su pareja hasta hace pocos meses, algo que sembró muchas dudas en el estudio de El Trece.

Antes de que concluya septiembre, fue gracias a uno de los choferes que Guido presenció un emocionante momento. Se trata de Pablo, un taxista que trabaja hace 13 años, está casado u es padre de dos nenas. El hombre se presentó para sacar el lingote , y aunque no pudo terminó llevándose 2652 golosinas por adivinar la cantidad exacta que había en un cofre. Contentísimo con poder llevarse todos los dulces a su casa, escoltó a Bautista hacia el auto para que le entregara su premio.

El «secretario» de Guido le colocó todas las golosinas en el baúl del taxi y fue entonces cuando Pablo tuvo un noble gesto con el resto de sus colegas que estaban haciendo una fila en la calle, a la espera de poder entrar a jugar. ¿Qué hizo? Tomó con sus dos manos un puñado de los chocolates y se los entregó para que disfrutaran al menos un poco de lo que se había ganado. «Qué bien, reparte chocolates», valoró Guido Kaczka aunque aseguró que él «le hubiera pedido unos más».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados