Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Europa

MUNDO

Se reaviva Trans Europ Express, el sueño de una gran red de trenes en Europa

La apuesta del gobierno alemán es resucitar, para 2025, la presencia de un sistema ferroviario que ofrezca una alternativa ecológica al avión.

Alemania, que ostenta la presidencia rotatoria de la UE, presentó recientemente a los Estados miembros un proyecto para reconstituir una red transeuropea de trenes rápidos, que sirva para viajar de una capital a otra tanto de noche como de día. La apuesta del gobierno alemán es resucitar, para 2025, la presencia en Europa de un sistema ferroviario que ofrezca una alternativa al avión.

¿Trenes directos de alta velocidad entre París y Varsovia, o entre Berlín y Lyon o Barcelona? «Queremos interconectar mejor los enlaces ferroviarios en Europa», resumió el ministro de Transporte alemán, Andreas Scheuer. No obstante, como indicó AFP, dicen que requeriría de una coordinación entre los países.

«El viaje en tren (sería) realmente interesante, incluso en distancias largas», ofreciendo una alternativa al avión respetuosa con el medio ambiente, recalcó. Scheuer reivindica el legado de los «Trans Europ Express» (TEE), trenes rápidos que recorrieron el oeste de Europa de 1957 a 1991 y dejaron huella, incluso en el grupo alemán de música electrónica Kraftwerk.

Pero su visión es mucho más democrática, porque los de antaño estaban destinados exclusivamente a clientes de negocios. Sólo ofrecían asientos de primera clase (con suplemento). Deutsche Bahn, la compañía pública alemana, sigue siendo propietaria de la marca.

Para su «Trans Europ Express 2.0» (o TEE 2.0), el gobierno alemán prevé empezar con cuatro líneas transeuropeas: París-Bruselas-Colonia-Berlín-Varsovia, Berlín-Fráncfort-Lyon-Barcelona, Ámsterdam-Bruselas-Aeropuerto Charles de Gaulle de París-Lyon-Montpellier-Barcelona y Ámsterdam-Colonia-Basilea-Milán-Roma. Incluso adelanta horarios: saliendo de París a las 9, el TEE número 1 llegaría a Bruselas a las 10.30, a Colonia a las 12.15, a Berlín a las 16.45 y a Varsovia a las 22.15 con muchas correspondencias posibles. Parte del trayecto se haría a alta velocidad, pero el tiempo de viaje de un extremo a otro podría superar las 13 horas.

Coempresa paneuropea

La construcción de nuevas infraestructuras, como un túnel entre Alemania y Dinamarca, permitiría, según Berlín, añadir otras cuatro líneas. Se trataría de París-Bruselas-Hamburgo-Estocolmo, París-Stuttgart-Múnich-Viena-Budapest, Berlín-Múnich-Innsbruck-Bolonia-Roma y Estocolmo-Copenhague-Berlín-Múnich. No solo eso. Habría líneas de trenes nocturnos más lentas, que cubrirían los recorridos París-Berlín, Fráncfort-Barcelona a través de Estrasburgo, Lyon y Montpellier, París-Viena, Budapest y Zagreb, París-Copenhague-Estocolmo, etc.

«Es evidente que el ferrocarril debería desempeñar un papel de primer plano en nuestra futura combinación de transporte, tanto de pasajeros como de carga», declaró a la AFP Stefan de Keersmaecker, un portavoz de la Comisión Europea. «Todos los esfuerzos comunes para aumentar el atractivo del sector son bienvenidos», añadió. El ministerio de Transportes francés también ve con buenos ojos la iniciativa alemana, sobre todo los trenes nocturnos.

La iniciativa del gobierno alemán entra dentro de una dinámica a favor del ferrocarril. Berlín considera que el tren es estratégico y tiene la intención de modernizar la red como parte de una política destinada a que su sector de transporte sea más ecológico. Alemania se propone duplicar el número de pasajeros para 2030, con más de 90.000 millones de euros (unos 105.000 millones de dólares) en inversiones.

Respecto a sus TEE 2.0, la presidencia alemana de la UE se muestra optimista: «Dado que la trasposición necesita solamente una concertación entre las empresas ferroviarias en cuanto a horarios, homologación (de material), interconexión de las líneas y tarifas, la realización a corto plazo parece posible».

Propone la creación de una coempresa, «por ejemplo» entre la SNCF (francesa) y la Deutsche Bahn, «en la que podrán participar otros ferrocarriles interesados y ambiciosos» como la compañía NS holandesa, la ÖBB austríaca y la CFF suiza. «Esta compañía, admitida como empresa ferroviaria independiente, comprará a las empresas matrices los servicios necesarios para producir su oferta», escribe Berlín en su presentación.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados