Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
clases presenciales

SOCIEDAD

Apertura de casinos y cierre de clases: ¿Cómo se manejó la educación en pandemia en el resto del mundo?

Mientras que casi todo el país se encuentra sin educación presencial, la Argentina le dice sí al juego. En Europa, pese al segundo rebrote de coronavirus, los alumnos nunca dejaron de asistir a los colegios.

Esta semana volvieron a abrir sus puertas los casinos flotantes de la Ciudad de Buenos Aires, uno se encuentra ubicado en Puerto Madero y el otro en el Hipódromo. En agosto, pasado, el juego se reanudó en la provincia de Chubut. Mientras que en casi todo el país, las clases presenciales no regresaron, la actividad lúdica sí comenzó a ponerse en marcha nuevamente. En el resto del mundo, a diferencia de en Argentina, aún en plena pandemia los colegios no cierran sus puertas.

Ciudad de Buenos Aires: vuelve el juego, pero los alumnos siguen sin clases

Mientras que en CABA el juego volvió, las clases todavía no. Si bien los establecimientos educativos abrieron sus puertas nuevamente la semana pasada, luego de haber estado cerrados durante toda la cuarentena, los alumnos no regresaron a clases sino que lo que el gobierno porteño autorizó son actividades de revinculación. Al no ser obligatorias, la apertura de cada colegio, sea público o privado, depende de las autoridades de cada institución. Bajo un esquema de burbujas, cada día pueden asistir a las escuelas un máximo de nueve chicos y el docente siempre debe ser el mismo.

El interior también le dice sí al juego, pero no a las clases

Capital Federal no es el primer lugar del país en el que la actividad del juego vuelve a ponerse en marcha. En el interior del país, provincias como Chubut, Misiones, San Juan y Santa Cruz también habilitaron la puesta en marcha del juego.

Clases en plena pandemia: ¿qué sucede en el resto del mundo?

Europa se encuentra atravesando su segunda ola de coronavirus, sin embargo, las escuelas permanecen abiertas. En España, Francia, Reino Unido y Alemania, los alumnos no dejaron de asistir a los colegios, pese a la circulación de la enfermedad. Un estudio llevado a cabo por Education Policy Institute, una fundación independiente, mostró que en la nación liderada por Boris Johnson, la asistencia de los alumnos, en plena pandemia, se ubicaba en el 87%.

Salvador Peiró, vocero de la Sociedad Española de la Salud Pública, aseguró, en una conferencia de prensa, que «el nivel de transmisión del coronavirus es mucho más bajo en estas comunidades (escuelas) que en la población en general» y añadió que «los niños en general son asintomáticos, tienen cargas virales bajas y poca capacidad para contagiar». Por lo tanto, sostuvo: «Las cosas tienen que ponerse muy mal para que tengamos que cerrarlos (colegios)».

Francis Barbe, un docente francés, en la actualidad jubilado, se indignó cuando en una charla con un colega que reside en Buenos Aires se enteró que en la Argentina las instituciones educativas continúan cerradas. «Es un verdadero escándalo», afirmó y remarcó: «Que los chicos no vayan a la escuela por tanto tiempo, en especial los más desfavorecidos, es una verdadera catástrofe». Para concluir, subrayó: «En Francia, cuando volvimos al confinamiento, las escuelas quedaron abiertas, pese a todo, eso es algo bueno».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados