Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Martín Arévalo
Martín Arévalo y una despedida para Maradona.

BOCA JUNIORS

«Dale, no seas botón»: el recuerdo de Martín Arévalo para Maradona que dejó mudo al fútbol argentino

El periodista le dedicó unas palabras a Diego.

Martín Arévalo compartió muchísimos años y anécdotas con Diego Armando Maradona. Su profesión como periodista le permitió estar cerca del ídolo, que luego se convirtió en su amigo personal. Por eso sintió su muerte como pocos y se animó a escribirle unas palabras al astro futbolístico a través de su cuenta de Instagram. La emotiva despedida del cronista generó mucha repercusión entre los hinchas de Boca y la Selección Argentina.

«De chico yo no creía en Superman ni en Batman. Como todo pibe, miraba a ese superhéroe que como capa tenía una camiseta celeste y blanca pegada al pecho y un 10 grandote en la espalda… Me relataba poniendo su nombre. Y sin saberlo, él me fue inculcando el amor por la pelota», comenzó. Y agregó: «Habré sido uno de los millones que no llegan a ser futbolistas… Pero pasado el tiempo, puedo decir que Dios me tenía preparada una bendición. Y fue conocerte… Y que vos me tocaras con tu varita mágica. Primero con mi profesión. Y luego con la amistad».

«Imposible elegir una anécdota. Miles. ¿Te acordás cuando te acompañé al único lugar en el mundo en donde podías ir al supermercado? ¿Y los partidos de fútbol que hacíamos con tu maravillosa familia y amigos? Pan y queso. Y a jugar…», recordó Arévalo. «Con tu viejo Chitoro pegado al alambrado, mirando, como cuando te llevaba a Los Cebollitas… Y luego a la casa de Tota, con pizzas para todos, y con tus hermanas y tu vieja escuchando las cargadas y las risas que duraban hasta las 3 de la mañana…», expresó.

Pura emoción

«Aprendí mucho de vos, Diego. A estar en la mala más que en la buena. Y a poner el pecho por los que queremos», dijo Martín. Y explicó por qué lo defendió siempre: «En cancha nunca necesitaste de nadie. Pero cuando arrancaste como DT y alguno se te animó… Tomé tu ejemplo. Y defendí a mi amigo como vos lo habías hecho con tus compañeros de Selección. En cualquier mesa, si alguien intentaba murmurar algo de vos, yo estaba ahí».

«Me abriste puertas de miles de mundos. Y también algunas pocas me cerraron por ‘ser tu amigo’ o por ‘lo que había dicho tu amigo'», añadió Arévalo. Y cerró: «Me queda el orgullo de saber que como amigo fui leal, y que intenté estar siempre. No jugué en la Selección. Pero para mí, haber sido tu amigo es como haber ganado un Mundial. Atendé Diego. Dale. Dale que ahora te estoy llamando yo y te necesito. No seas botón, amigo. Dale que ya te estoy extrañando…».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados