Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Turismo religioso - Catamarca - Virgen del Valle

VIDA & ESTILO

El principal evento de turismo religioso del país, sin turistas

La pandemia impedirá una de las mayores muestras de fe de todo el continente.

(Por Diego Nofal) Este domingo es 29 de noviembre y tendrá lugar la tradicional Bajada de la Sagrada Imagen de la Virgen del Valle. Con ese sencillo acto darán inicio las fiestas en honor de la virgen que culminarán el 8 de diciembre. Estos días son se inscriben entre los más destacados del turismo religioso nacional, superan inclusive a las multitudinarias peregrinaciones a Nuestra Señora de Sumampa, en Santiago del Estero o al Señor y la Virgen del Milagro en Salta.

Estos días son muy especiales para los catamarqueños y para los devotos de la Virgen Morena porque este año se conmemoran los 400 años de la presencia  de la imagen en Catamarca. Pero la pandemia impedirá que los festejos sean los que esperaban los fieles y los promesantes. La provincia y las autoridades eclesiásticas de Catamarca decidieron que las festividades sean sin la presencia de las cientos de miles de personas que suelen ir a acompañar a la imagen cada año.

Sólo los catamarqueños, que no sean grupo de riesgo podrán acudir al evento religioso y turístico más importante de la provincia.  “Por la situación sanitaria, no vamos a poder realizar las fiestas del modo tradicional como lo veníamos haciendo los años anteriores. Si ustedes recuerdan, en abril las fiestas fueron a modo virtual, sin presencia de fieles, de peregrinos, de los devotos. Ahora también, en estas fiestas de diciembre tampoco vamos a tener la presencia de los peregrinos que vienen a engalanar la fiesta de Nuestra Madre del Valle, con su testimonio de fe, de devoción, de amor a Ella. Este año no vamos a poder contar con esa hermosa presencia por la cuestión sanitaria», señaló el presbítero Gustavo Flores, Rector de la Catedral Basílica y Santuario de Nuestra Señora del Valle.

No obstante, abrió una puerta de esperanza para los catamarqueños que vivan en la capital y municipios aledaños, sin restricciones a la circulación. «Desde el 30 de noviembre hasta el 7 de diciembre, vamos a tener la posibilidad de participar de la celebración de la Santa Misa y del rezo de la Novena, cumpliendo siempre el protocolo propuesto para cuidarnos de esta pandemia, cuidando el distanciamiento y el uso del barbijo”, señaló Flores.

“El templo está acondicionado para que sólo se pueda utilizar el 50% de la capacidad. Y las personas que puedan venir de la ciudad capital a rezar, a pasar delante de la imagen de la Virgen del Valle, lo puedan hacer cuidando las medidas», cerró Flores. Con esta decisión no sólo se les asestó un golpe durísimo a los fieles. Los comerciantes que año a año esperan estas fechas para hacer alguna diferencia económica, también se verán frustrados.  Un golpe más al turismo, que ya no está en condiciones de soportar ni una brisa y requiere la ayuda inmediata de las autoridades.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados