Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Guido Kaczka
Guido Kaczka

ESPECTÁCULO

¿Estuvo en una manifestación? Guido Kaczka contó el día que sufrió por gas pimienta

Guido Kaczka relató su terrible experiencia con el gas pimienta. El conductor de «Bienvenidos a bordo» terminó en el hospital.

Guido Kaczka es uno de los conductores más impredecibles de la televisión argentina. Al igual que Luis Ventura, Jorge Rial, Ángel De Brito o Andy Kusnetzoff, ha dedicado su carrera al espectáculo. Actualmente conduce «Bienvenidos a bordo» por Canal Trece, donde invita a jugar a varias celebridades de la TV de nuestro país. Ayer, el conductor relató una historia increíble en el programa.

Un participante comentó que trabajaba en un instituto oftalmológico. Entonces Guido recordó una vez que terminó internado en un hospital de este tipo por un problema con gas pimienta. «Sí, yo una vez fui, locutor. ¿Sabe lo que me pasó? Una historia que si se la cuento… Te la cuento. Mi hermano trabajó en Estados Unidos y trajo un gas pimienta para cada hermano», contó.

«Esto pasó de verdad, Mariano. Yo guardé mi gas pimienta en la guantera del auto y una vez alcancé a una compañera de teatro de mi hermana. Yo le conté del gas pimienta, ella me preguntó qué era. Yo le dije que era para defenderse de los malhechores. Entonces me dijo, ‘¿en serio?’. Yo le dije, ‘sí lo tengo en el auto’. Yo manejaba con una mano y con la otra abría la guantera», dijo Guido.

«Saqué el gas pimienta. Ella lo agarró y yo le dije que tuviera cuidado porque se le podía escapar. Entonces le dije que si intentara apretarlo no le iba a dar porque tiene una seguridad. Yo le mostré. Abrí la ventanilla, bajé el vidrio y le dije, ‘¿ves? Girás el pestillo y tirás’. Tiré, todo mientras manejaba, y el viento me lo trajo a mí», dijo el conductor.

«Cuando yo sentí el viento la miré y le dije, ‘uh me mojé’. Porque no sentí nada. En un momento me empezó a agarrar entonces fuimos al instituto. Después, la vergüenza de contarle al doctor. Terminé ahí en el hospital de ojos», terminó de contar Guido Kaczka. «Después de un rato se me fue. Me pusieron unos algodones. Yo moqueaba, un espanto», agregó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados