Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
China

MUNDO

«Guerra fría» tecnológica: las empresas de China sufren las presiones de Estados Unidos

El mensaje central de la política de Trump que indica que el país asiático es una amenaza estratégica llegó para quedarse.

A los gigantes desde Huawei hasta el propietario de TikTok no les quedará ninguna duda: no habrá tregua en los esfuerzos de la administración de Donald Trump para afianzar su política hacia China antes de dejar el cargo. Eso socava las esperanzas de que un cambio de presidente de los Estados Unidos pueda conducir a una flexibilización de la «Guerra Fría tecnológica».

La semana pasada, Trump emitió una orden ejecutiva que prohíbe las inversiones en empresas chinas que son propiedad o están controladas por el ejército. En este sentido, la Comisión de Bolsa y Valores de seguir adelante con un plan que podría llevar a la exclusión de las empresas chinas de las bolsas de valores de Estados Unidos. Según Bloomberg, desde las elecciones del 6 de noviembre, el Departamento de Estado también impuso sanciones a más personas acusadas de socavar la autonomía de Hong Kong.

Los funcionarios estadounidenses no han ocultado su estrategia: «Los futuros presidentes estadounidenses encontrarán políticamente suicidas revertir las acciones históricas del presidente Trump», dijo John Ullyot, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, esta semana. Puede haber sido una fantasía imaginar que, en cualquier caso, la presión sobre las empresas de tecnología de China disminuiría. Los líderes mundiales reconocen que el mensaje central de la política de Trump, que el país asiático es una amenaza estratégica, llegó para quedarse.

«Será muy difícil para cualquier administración, ya sea Biden o Trump, ignorar eso y simplemente proceder como si los últimos años no hubieran tenido lugar», dijo el primer ministro de Singapur, Lee Hsien-loong, en una entrevista. con el editor en jefe de Bloomberg, John Micklethwait, en el New Economy Forum. Es posible que las empresas chinas deban esperar mucho tiempo para que se alivien los embargos y deben enfrentar la realidad de que algunos se quedarán para siempre.

A Huawei, a la que se le ha prohibido comprar semiconductores estadounidenses, se le podría permitir adquirir nuevamente chips fabricados con tecnología estadounidense, pero bajo términos aún restrictivos. No obstante, quizás se mantenga la prohibición de vender equipos de telecomunicaciones a empresas estadounidenses. Es posible que los esfuerzos de la administración Trump para dividir el servicio de video TikTok de su matriz china se agoten, y se suspenda un vago intento de detener el uso de la aplicación WeChat en los Estados Unidos.

Es probable que otras medidas, como la larga lista de empresas incluidas en la lista de entidades del Departamento de Comercio, se mantengan porque no hay un ímpetu político en la Casa Blanca para deshacerlas. ¿Lo mejor será permanecer fuera del radar y no ser notados en absoluto?

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados