Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Graciela Alfano Diego Maradona

ESPECTÁCULO

“Hasta los que lo odiaban hoy están llorando”: las emotivas palabras de Graciela Alfano para Diego Maradona

Alfano fue confidente de Diego y contó una emotiva anécdota.

Diego Maradona tuvo una vida fuera de serie y del mismo modo tuvo amigos fuera de serie, desde el líder cubano Fidel Castro hasta grandes figuras del fútbol mundial como Ronaldo, Hristo Stoichkov y otros grandes, también se ganó el cariño de figuras del espectáculo como Emir Kusturika o Manu Chao, y hasta figuras de la farándula como Ricardo Fort y Marcelo Tinelli. Graciela Alfano, quien fuera su amiga y confidente, lo recuerda en el día de su trágica muerte.

“Yo creo que no solamente la Argentina está llorando, está llorando el mundo entero, es increíble como se ha paralizado el planeta”, dijo la vedette en el programa “Nosotros en la Mañana” por El Trece. “Los titulares de todos los diarios, hay uno creo que es L’equipe que pone ‘Dios murió’ y la foto limpia. Es una persona que no necesitaba palabras, es una definición en sí mismo”.

“Lo quería con locura, como lo quiere todo el mundo, como vos dijiste unió, porque cuando se gritaba un gol de él, no importa de qué signo eras, de qué raza, de qué todo, dónde vivias, todas las letras tenía él, hasta los que lo odiaban hoy están llorando” destacó Alfano. “Yo recuerdo una anécdota que él me contó una vez que lo reté por cómo vivía, de alguna manera se descuidaba, muchas veces”.

Entonces la modelo recordó que Maradona le dijo “mirá, un día yo era chiquito, y despedí a mi mamá, la abracé con locura porque la adoraba, y me fui al potrero a jugar a la pelota, es lo que me daba alegría, lo que más feliz me puso en la vida, alguien me llamó, yo hasta ahí era Diego, alguien me dijo ‘¡Maradona!’ yo me di vuelta y vi una enorme luz, un farol gigante como un sol que me iluminó y me llevó, hasta ser un dios, y es muy difícil estar ahí, es muy difícil estar ahí” recordaba con la voz quebrada Alfano.

“Y yo esto lo recuerdo siempre porque cuando se lo critica, hay que ponerse en los zapatos de alguien a quien endiosamos y a quien le pedimos cosas de dioses” reflexionó Alfano, “como tener una conducta determinada o ser de determinada manera, pero hoy yo creo, yo hacía un juego de palabras, a él lo llamaban Pelusa, y a Tota Doña Tota, el gran amor de su vida, y yo decía ‘mirá la conjunción de palabras entre Palusa y Tota es Pelota’, y cuando él decía ‘La pelota no se mancha’ yo le dije la relación con tu vieja no se mancha, porque tu mamá va a estar orgullosa de vos hasta el final de sus días, y hoy creo que Doña Tota lo tiene en sus brazos” cerró.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados